PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Abogado franco-argentino, director del Instituto Superior de Sociología, Economía y Política (ISSEP) en Madrid
Ver biografía
Ocultar biografía
Abogado franco-argentino, director del Instituto Superior de Sociología, Economía y Política (ISSEP) en Madrid

Los majos del bergantín

El presidente del Gobierno español acaba de pasar por la Argentina en su gira americana, poco después de que el presidente argentino visitara España en su gira europea. Varios paralelismos podemos encontrar entre estos viajes, pero también entre los protagonistas.

Sánchez no vino en barco, como los antepasados de Fernández, pero ha tenido el decoro de venir de Europa y no de la selva ni de los indios.

Hernández y Fernández… perdón, Sánchez y Fernández se parecen como hermanos de leche.

Sánchez y Fernández se han hecho famosos por decirlo todo, pero también lo contrario…

Ambos son feroz acicate de los creadores de memes, pero el argentino en esto lleva la delantera.

Los dos duermen entre las sábanas del chavismo, enlatado en modelo podemita para España y en versión kirchnerista para la Argentina.

Fernández y Sánchez emprenden giras para no conseguir nada en el extranjero, pero al menos descansan de los sinsabores de la política local.

Sánchez y Fernández han encontrado para el (des)manejo de la peste un único modelo: las medidas liberticidas.

De iguales causas se siguen iguales efectos, los resultados argentinos y españoles son, tristemente, parecidos: inútil depresión económica, inútil crispación social y una cantidad de muertos que ya no se puede tapar con relato: si no fuera trágico, sería cómico el recuerdo del profesor Fernández dando clases al mundo entero sobre cómo controlar la pandemia.

Fernández y Sánchez destruyen la economía asfixiando a los privados, mientras derrochan el común tesoro manteniendo un sinfín de estructuras inútiles y cortesanos parásitos aplicados a políticas de género y delirios semejantes. No resuelven problemas, sólo los causan.

Parafraseando a Les Luthiers podríamos decir que los prebendarios Sánchez y Fernández son mellizos de madres distintas… y no seríamos tan torpes como el presidente argentino citando a Lito Nebbia creyendo citar a Octavio Paz.

Pero son, en realidad, muy buenos hijos de la madre que los parió: la casta política.

Deja una respuesta