'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ver la biografía

Luis Bárcenas

10 de julio de 2013

Los lectores de LA GACETA se sentirían decepcionados si mi columna habitual de esta semana no hablase de este asunto, pero, por otra parte, al hacerlo tengo que cuidar en extremo de mi deber profesional de guardar secreto sobre las cuestiones que no me está permitido revelar. Lo que, en todo caso, me veo en la tesitura de decir es que el lunes, cuando respondí al llamamiento de Luis Bárcenas y de su familia para que le visitase, lo hice en la firme convicción de que cumplía con un deber humano hacia una o unas personas que lo están pasando fatal en este momento. Lo que Luis Bárcenas pueda tener que responder ante la Justicia habrá de ser un tribunal quien lo determine; sin embargo, por el devenir de los hechos y por posibles errores estratégicos, sobre todo en materia de comunicación, Luis Bárcenas ha sido ya sentenciado por la opinión pública a través de la opinión publicada y le va a resultar un trabajo hercúleo modificar esa situación. Por eso estoy convencido de que la única alternativa que le queda, sobre todo después de haber visto la actitud que con relación a él tienen sus antiguos compañeros, es la de contar todo aquello que él conoce, con la única salvedad de preservar su derecho fundamental a no autoincriminarse. Es muy fácil decir que Luis Bárcenas mintió hace unos meses y que, por esa misma razón, también puede mentir ahora. Yo creo que ese es un razonamiento extraordinariamente simplista, hijo de un afán político muy miope de rehuir o afrontar la verdad. El nuevo abogado de Luis Bárcenas sabrá muy bien qué estrategia procesal y extraprocesal conviene a su defendido, pero hay situaciones, hay circunstancias que, cuando pasan un determinado punto de inflexión, son difícilmente reversibles. Para mí, que estamos en esta situación.El documento que se publicó ayer en el diario El Mundo y que recoge apuntes contables de puño y letra de Bárcenas es un documento añejo, realizado justamente en la época a que dicho documento se refiere, o sea, no construido artificiosamente de manera reciente, y yo creo que no es pensable que Bárcenas hiciera unos apuntes contables artificiosos en previsión de que en dieciséis o catorce años después sobreviniera la que está cayendo. El caso Gürtel nació por razones políticas, y sin esas razones políticas nunca habría adquirido las dimensiones que actualmente tiene. Los imputados en este caso deben tener muy claro que sus enemigos no están en los medios de comunicación; y los políticos deberían tener la gallardía suficiente para no hurtarse a la verdad. Los abogados, por último, cumplimos con nuestro deber lo mejor que sabemos en defensa de nuestros representados. Quien nos vea como enemigos políticos se equivoca.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter