'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Alejo Vidal-Quadras - (Barcelona, 1945), Doctor en Ciencias Físicas y Catedrático de Física Atómica y Nuclear, desarrolló entre 1968 y 1989 una fecunda trayectoria en los campos de su especialidad: la Física de las Radiaciones, la Radioactividad Ambiental y la Radioprotección. Ha ejercido su labor investigadora y docente en la Universidad de Barcelona, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Centre de Recherches Nucléaires de Estrasburgo y en el University College de Dublín. Ha sido Senador en representación del Parlamento de Cataluña y presidente de la comisión de Educación y Cultura del Senado entre otras responsabilidades institucionales. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña durante el período 1991-1996 y candidato a la presidencia de la Generalitat en 1992 y 1995. En su etapa al frente del partido, el PP triplicó sus escaños en la Cámara catalana, así como el número de concejalías en Cataluña. Vidal-Quadras fue Diputado del Parlamento Europeo y Vicepresidente de dicha Cámara de 1999 a 2014, donde fue asimismo miembro particularmente activo de la Comisión de Industria, Energía e Investigación. En abril de 2008 recibió la Orden nacional francesa de la Legión de Honor en la categoría de Oficial, por su decisiva labor legislativa en el campo de la energía. Entre sus libros podemos citar Cuestión de fondo (1993), En el fragor del bien y del mal (1997), Amarás a tu tribu (1998), y La Constitución traicionada (2006). Es colaborador habitual del grupo Intereconomía.@VidalQuadras"""

Ver la biografía

Alejo Vidal-Quadras - (Barcelona, 1945), Doctor en Ciencias Físicas y Catedrático de Física Atómica y Nuclear, desarrolló entre 1968 y 1989 una fecunda trayectoria en los campos de su especialidad: la Física de las Radiaciones, la Radioactividad Ambiental y la Radioprotección. Ha ejercido su labor investigadora y docente en la Universidad de Barcelona, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Centre de Recherches Nucléaires de Estrasburgo y en el University College de Dublín. Ha sido Senador en representación del Parlamento de Cataluña y presidente de la comisión de Educación y Cultura del Senado entre otras responsabilidades institucionales. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña durante el período 1991-1996 y candidato a la presidencia de la Generalitat en 1992 y 1995. En su etapa al frente del partido, el PP triplicó sus escaños en la Cámara catalana, así como el número de concejalías en Cataluña. Vidal-Quadras fue Diputado del Parlamento Europeo y Vicepresidente de dicha Cámara de 1999 a 2014, donde fue asimismo miembro particularmente activo de la Comisión de Industria, Energía e Investigación. En abril de 2008 recibió la Orden nacional francesa de la Legión de Honor en la categoría de Oficial, por su decisiva labor legislativa en el campo de la energía. Entre sus libros podemos citar Cuestión de fondo (1993), En el fragor del bien y del mal (1997), Amarás a tu tribu (1998), y La Constitución traicionada (2006). Es colaborador habitual del grupo Intereconomía.@VidalQuadras"""

Objetivos y significados

16 de julio de 2014

El Secretario General in pectore del PSOE ha declarado que durante su mandato como cabeza de filas del hoy segundo partido de nuestro país tendrá tres objetivos: a) proteger a los más débiles b) unir España y c) construir una Europa diferente a la de la actual mayoría conservadora. El planteamiento de metas genéricas es perfectamente legítimo al inicio del desempeño de una responsabilidad pública y por supuesto no hay obligación de entrar en detalles ni de avanzar de salida programas elaborados, pero el enunciado de meras líneas estratégicas puede ya dar información útil sobre el personaje y sus intenciones. Imaginemos que en lugar de esta trinidad de fines hubiera presentado esta otra: 1) conseguir una sociedad competitiva capaz de generar crecimiento y empleo 2) reformar el Estado para hacerlo viable y eficiente y 3) mejorar el marco constitucional e institucional para garantizar la unidad nacional y la calidad de nuestra democracia. No cabe duda de que este segundo conjunto de propósitos no gana en concreción al primero, aunque salta a la vista qué dice bastante más. De entrada, es imposible proporcionar un mínimo de bienestar a los sectores más vulnerables si no se crea riqueza y no hay creación de riqueza si no se es competitivo en los mercados globales. Asimismo, para que el PIB se incremente, los individuos, las familias y las empresas han de disponer de suficientes recursos para llevar adelante sus iniciativas, lo que implica un gasto público moderado e impuestos no confiscatorios. Es sobradamente conocido que el Estado de las Autonomías y su elefantiásica complejidad no cumple ni de lejos estas condiciones. En cuanto a la cohesión nacional, nuestra actual estructura territorial nos ha arrastrado a la fragmentación y ha dado auge a los separatismos, por lo que no habrá unidad sin su modificación profunda y amplia. Por último, el deterioro de la separación de poderes y la proliferación de la corrupción han estado y están estrechamente ligados a la degradación de nuestra pretendida democracia constitucional en una partitocracia podrida y clientelar, por lo que urge una revisión profunda de nuestras instituciones y nuestro ordenamiento jurídico.

A partir de aquí, resulta lógico concluir que Pedro Sánchez es un globo vacío que se ha alzado impulsado por motivos distintos a la seriedad y la solvencia de sus propuestas, por lo que la satisfacción de las elites económicas y políticas ante su triunfo en las primarias obedece al consolador principio de que más vale la nada que el error. Pablo Iglesias sí tiene un modelo social claro que consiste en la colectivización de los medios de producción, la eliminación de la libertad de prensa, el adoctrinamiento de la juventud para inculcarles los sabios fundamentos del marxismo-leninismo y el imperio del partido único. Ante semejante panorama, es natural que un conjunto de banalidades sea acogido con el alborozo que inspira la salvación de la quema. El problema es que hay millones de nuestros conciudadanos que oscilan entre la desesperación, la indignación y el deseo irrefrenable de venganza, situación que implica que entre la inanidad y la hoguera purificadora se inclinarán con toda seguridad por las llamas. Como siempre, nuestras dificultades nacen de que aquí hace tiempo que casi nadie entiende nada y a los pocos que se enteran y lo explican se les descalifica por pesimistas, catastrofistas o agoreros. Quedan pocos meses para que la contrición, por muy sincera que arranque, llegue tarde.

 

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter