«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Barcelona 1959. Escritor y periodista. Su último libro publicado es “PSC: Historia de una traición” (Deusto, 2020). Premio Ciutat de Barcelona año 2000 en Radio y Televisión.
Barcelona 1959. Escritor y periodista. Su último libro publicado es “PSC: Historia de una traición” (Deusto, 2020). Premio Ciutat de Barcelona año 2000 en Radio y Televisión.

Sánchez está soltero y Aragonés se quiere divorciar

10 de abril de 2024

Cuando un servidor escribía los guiones de El Jardín de los Bonsáis en el programa de Luis del Olmo estaba muy presente el escandalazo del hermano del vicepresidente y yo le hacía decir a Alfonso: «¡Soy hijo único, eso de mi hermano es una mentira de la derechona!». Si de ahora se tratase, escribiría que Sánchez se declara soltero y que Aragonés se quiere divorciar de España pero está difícil porque a ver quién se queda con Pilar Rahola. Ambas afirmaciones, por surrealistas que parezcan, serían más creíbles que los argumentos exhibidos por el presidentín separatista en el Senado o que ese silencio ominoso que pesa sobre Begoña, de la que tan poco se habla merced a la mordaza impuesta por Moncloa y sus comisarios mediáticos.

Pero como uno, en el fondo, es panglosiano y quiere la felicidad para todo el mundo mundial, creo que Sánchez haría muy bien en decir que no conoce a la tal Begoña, que si sale con él en las fotos es porque es una fan pesadísima que se le pega siempre como una lapa en los actos públicos, que es imposible que Begoña firmase carta de recomendación alguna porque no sabe escribir, que él es célibe puesto que ha decidido dedicar su vida a la revolución y al progreso del proletariado y que todo son embustes pergeñados por la fachosfera para tapar el escándalo de Ayuso, las críticas de Abascal y el hecho de que no le hayan elegido para representar a España en Eurovisión. Son ideas que, piadosamente, dejo encima de la mesa para que Marijesú, Koldo, Ábalos, Bolaños o cualquier otro las recoja y se las presente al Gran Timonel, el nuevo Largo Caballero, el asombro de Damasco de propios y extraños.

Lo mismo haría con Aragonés. Le aconsejaría que, en lugar de ir al Senado, acudiese a Master Chef Celebrity para demostrarle a la audiencia como sabe darle la vuelta a la tortilla lazi sin que esta se le espachurre contra la Constitución. Y que si quiere divorciarse de España es porque la quiere tanto que pretende ahorrarle lo que supone para esta tenerlo que aguantar a diario. Podría añadir que se divorcia porque se ha enamorado de Liechtenstein, República Dominicana, Panamá, o cualquier otro lugar del mundo en el que no haya que ser demasiado escrupuloso con los dineros, Hacienda y la transparencia. Con decir que se ha enamorado de esa misma República Dominicana donde, por otra parte, disfrutan Felipe o Bono, la gente lo comprendería. «Tremenda mulata, oigan», me parece estarle escuchando decir. Y, con las mismas, trasladar la generalidad separata a tan paradisíaco lugar con personal lazi incluido, el fugado, Comín y toda la compañía de varietés que lo acompaña.

Pienso que eso podría venirles muy bien a los dos ante la avalancha de miserias que se acumulan sobre sus cabezas, aunque juzgo más urgente que sea Sánchez quien, acompañado de Zapatero, se vaya a algún paraje cálido y tranquilo en el que no tenga que dar explicaciones. Bueno, más o menos como aquí, pero lejos, bien lejos.

.
Fondo newsletter