'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Nací en Tui, (Galicia) el 14 de Septiembre de 1948. La sangre de mi madre viene de Covelo (Galicia) y la de mi padre de Allariz (Galicia). Así que ninguna duda acerca de mi pertenencia galaica. Estudié Derecho en la Universidad de Deusto y en 1973 ingresé en el Cuerpo de Abogados del Estado con el número uno de mi promoción y algunos dicen que con la mejor nota de toda la Historia de ese prestigioso Cuerpo Jurídico. Pero me atraía el mundo empresarial así que los tres años comencé mi andadura en Laboratorios Abelló S.A. y de ahí pasé a ser Vicepresidente y Consejero delegado de Antibióticos S.A., además de accionista con cerca del 25 por 100 del capital social. En 1987 lideré la venta de Antibióticos a Montedison, el poderoso grupo químico farmacéutico italiano. Nos pagaron 450 millones de dólares de aquella época, por el cien por cien de la empresa. A mi me tocaron 13.000 millones de las antiguas pesetas. Junto con Juan Abelló decidimos invertir gran parte del dinero obtenido con la venta de Antibióticos en Banesto, un banco con tradición industrial. En Octubre de 1987 fuimos nombrados consejeros y Vicepresidentes los dos; en Noviembre me nombran Consejero delegado y en diciembre Presidente. Creé la Corporación industrial Banesto y fui su presidente. Tambien presidí la aseguradora La Unión y el Fénix y la Fundación Cultural Banesto. El 28 de Diciembre de 1993, el Gobierno, con la anuencia y consentimiento de la oposición del PP (Aznar) decide intervenir Banesto. En 1994, Noviembre, el Fiscal por orden del Gobierno interpone querella criminal contra algunos miembros del consejo de Administración, pero no todos, sólo los mas próximos o cercanos a mi persona. El 24 de Diciembre de ese año 1994 me ingresan en prisión con carácter ”preventivo”. El 26 de Febrero de 1.998 me ingresan por segunda vez en prisión por apropiación indebida de 600 millones de pesetas en un caso llamado Argentia Trust. Cinco años después la Justicia Suiza envió los documentos que acreditaban sin la menor duda que no me apropié ni de una sola peseta de ese dinero, que fue cobrado por conocidos intermediarios en la sociedad española, que no fueron condenados, ni siquiera por haber mentido en juicio. En 2002, 29 de Julio, ingreso por tercera vez en prisión, ahora por condena del Tribunal Supremo que duplicó y elevó a veinte años la condena impuesta por la Audiencia Nacional por el caso Banesto. En 2008 me fue concedida la libertad condicional. El Comité de Derechos Humanos de la ONU, ante el que reclamé contra el Estado español, que fue defendido por el abogado del Estado, anuló la condena impuesta por el Tribunal Supremo por violación de Derechos Humanos. El Estado español no ha cumplido la anulación de dicho Comité, a pesar de haber suscrito y ratificado el Convenio de Derechos Civiles y Políticos. He escrito un primer libro llamado “El Sistema mi experiencia del Poder”, en 1994. Dicen algunos que tuvo que ver con mi ingreso en prisión... Tambien soy autor de “Derecho Penitenciario Vivido” (2006) , “La palabra y el Tao” (2008), “Cosas del Camino” (2009) y “Memorias de un preso” (2009) que al día de hoy (8/4/10) va por la novena edición. Por el momento esto todo lo que en síntesis puedo contar de mi trayectoria exterior, salvo aclarar que en estos momentos mi situación es de total libertad.

Ver la biografía

Nací en Tui, (Galicia) el 14 de Septiembre de 1948. La sangre de mi madre viene de Covelo (Galicia) y la de mi padre de Allariz (Galicia). Así que ninguna duda acerca de mi pertenencia galaica. Estudié Derecho en la Universidad de Deusto y en 1973 ingresé en el Cuerpo de Abogados del Estado con el número uno de mi promoción y algunos dicen que con la mejor nota de toda la Historia de ese prestigioso Cuerpo Jurídico. Pero me atraía el mundo empresarial así que los tres años comencé mi andadura en Laboratorios Abelló S.A. y de ahí pasé a ser Vicepresidente y Consejero delegado de Antibióticos S.A., además de accionista con cerca del 25 por 100 del capital social. En 1987 lideré la venta de Antibióticos a Montedison, el poderoso grupo químico farmacéutico italiano. Nos pagaron 450 millones de dólares de aquella época, por el cien por cien de la empresa. A mi me tocaron 13.000 millones de las antiguas pesetas. Junto con Juan Abelló decidimos invertir gran parte del dinero obtenido con la venta de Antibióticos en Banesto, un banco con tradición industrial. En Octubre de 1987 fuimos nombrados consejeros y Vicepresidentes los dos; en Noviembre me nombran Consejero delegado y en diciembre Presidente. Creé la Corporación industrial Banesto y fui su presidente. Tambien presidí la aseguradora La Unión y el Fénix y la Fundación Cultural Banesto. El 28 de Diciembre de 1993, el Gobierno, con la anuencia y consentimiento de la oposición del PP (Aznar) decide intervenir Banesto. En 1994, Noviembre, el Fiscal por orden del Gobierno interpone querella criminal contra algunos miembros del consejo de Administración, pero no todos, sólo los mas próximos o cercanos a mi persona. El 24 de Diciembre de ese año 1994 me ingresan en prisión con carácter ”preventivo”. El 26 de Febrero de 1.998 me ingresan por segunda vez en prisión por apropiación indebida de 600 millones de pesetas en un caso llamado Argentia Trust. Cinco años después la Justicia Suiza envió los documentos que acreditaban sin la menor duda que no me apropié ni de una sola peseta de ese dinero, que fue cobrado por conocidos intermediarios en la sociedad española, que no fueron condenados, ni siquiera por haber mentido en juicio. En 2002, 29 de Julio, ingreso por tercera vez en prisión, ahora por condena del Tribunal Supremo que duplicó y elevó a veinte años la condena impuesta por la Audiencia Nacional por el caso Banesto. En 2008 me fue concedida la libertad condicional. El Comité de Derechos Humanos de la ONU, ante el que reclamé contra el Estado español, que fue defendido por el abogado del Estado, anuló la condena impuesta por el Tribunal Supremo por violación de Derechos Humanos. El Estado español no ha cumplido la anulación de dicho Comité, a pesar de haber suscrito y ratificado el Convenio de Derechos Civiles y Políticos. He escrito un primer libro llamado “El Sistema mi experiencia del Poder”, en 1994. Dicen algunos que tuvo que ver con mi ingreso en prisión... Tambien soy autor de “Derecho Penitenciario Vivido” (2006) , “La palabra y el Tao” (2008), “Cosas del Camino” (2009) y “Memorias de un preso” (2009) que al día de hoy (8/4/10) va por la novena edición. Por el momento esto todo lo que en síntesis puedo contar de mi trayectoria exterior, salvo aclarar que en estos momentos mi situación es de total libertad.

Solución del Sistema para Cataluña: un «Comité de sabios»

3 de noviembre de 2015

Definitivamente mi enfoque de los problemas, incluyendo el catalán de hoy, debe corresponder a cierta genética marciana de algún antepasado perdido por el cosmos. Porque no entiendo nada de nada de lo que esta haciendo el Sistema de este país.

 

Días atrás leía que la Vicepresidenta del Gobierno señalaba que era necesario apretar a los independentistas para que estos sintieran “vértigo”. Supongo que la palabra no habrá sido inventada por quien la escribió en medios, aunque vaya usted a saber en los tiempos que corren. Pero, en cualquier caso, ¿vértigo los independentistas? Creer que ese sentimiento, o alguno otro de la familia, pueden afectar a quiénes han decidido hace ya mucho tiempo seguir implacablemente una hoja de ruta asumiendo los costes que pueda implicar, creerse en serio eso, no sólo es desconocer la esencia del sentimiento —y movimiento— independentista, sino, posiblemente, ignorar elementos capitales de política nacional en quien ostenta altas responsabilidades.

 

Dejemos eso del vértigo, pero en todo caso la pregunta sigue viva ¿qué hacer?. He visto cosas interesantes. Por ejemplo, ese intento de que todos los partidos no independentistas formen un bloque común. Es correcta la idea pero ¿la interpretarán los secesionistas como la evidencia de una suerte de “España contra Cataluña”? Es posible, pero ¿nos debe preocupar mucho a a estas alturas del curso lo que piensen quiénes han decidido saltarse a la torera todas las reglas del juego?. Pues no mucho, la verdad. No pensemos en los que ellos pensarán de nosotros. Actuemos al margen de sus elucubraciones mentales,

 

Lo que sucede es que, con independencia de lo que piensen ellos, no se qué piensa el Sistema, porque eso de todos los partidos unidos contra el secesionismo está muy bien, siempre que no se quede en fotografías e imágenes de televisión, que es, admitámoslo, lo que suelen hacer en esta sociedad que no lee pero que ve todo el día la TV. Se supone que sirve para adoptar medidas concretas. ¿Cuáles?

 

Hoy mas que nunca me quedo anonadado por el pensamiento del llamado progresimo que se esconcde detrás de cierto diario nacional que otrora fue influyente. Sus propuestas son realmente, ¿cómo decirlo sin que nadie se enfade?… Comienza este ejemplar de nuestro mas puro Sistema defendiendo que “Hay ya base suficiente para una declaración que subraye los principios de unidad territorial, igualdad de derechos, imperio de la ley y soberanía común compartida. Todo ello acompañaría la necesaria acción de freno, contención y desarme jurídico de la anticonstitucional declaración de “desconexión” e independencia” No se si están de broma. ¿Una declaración va a parar y desarmar juridicamente al independentismo? ¿Lo dicen en serio? ¿Es que cree ese diario en la tesis del vértigo?

 

A continuación, conscientes de que eso suena un poco a papel mojado, añaden esto : “Lo urgente es afrontar el desafío con política”. Y eso ¿qué quiere decir? Pues la respuesta es esta: “”actuar con celeridad, decisión y energía”. Mas palabras. Acaban de inventar la rueda. Eso y nada es lo mismo. Hombre claro que hay que actuar con esa energía, pero, por favor, ¿nos pueden ustedes concretar en qué, cómo y cuando? ¿Qué medidas concretas hay que adoptar con esa energia?. No se si es que no saben o no se atreven. ¿Será que el vértigo realmente no lo tienen los indpendentistas sino los que tienenque decidir por el Estado?

 

Y ya para remate proponen un “comité de sabios” para que confeccione un libro en el que se traten, segun ellos, dos asuntos: “a) las medidas inmediatas susceptibles de seducir a una mayoría de catalanes sin necesidad, aún, de modificaciones constitucionales; y b) los elementos posiblemente necesarios a largo plazo a incluir en una reforma más global. No hay que improvisar una solución, sino marcar pistas para que haya una evolución sin aspavientos.”

 

Si fuera independentista catalán me sentiría algo turbado. O sea que frente a semejante ruptura de la legalidad, como respuesta al secesionismo puro y duro, todo lo que se les ocurre es una declaración y un comité de sabios. A veces uno no sabe en qué país vive, o quizás lo sabe demasiado bien. Definitivamente creo que tienen vértigo…

Una ruptura de la legalidad ejecutada de modo violento, consciente, profundo, desafiante no tiene mas respuesta que una aplicación de la Ley con toda su fuerza. Y restaurado el orden constitucional, entonces debe iniciarse un proceso de reforma constitucional, que no sólo abarque el problema territorial sino los muchos asuntos que reclaman a gritos esa reforma, entre ellos el debate constitucional sobre la forma de Estado. Y esto es algo inexorable, algo que llevo defendiendo desde 1994, pero que debe corresponder a la sociedad española en su conjunto, y no sólo ni preferentemente a un comité de sabios designados por el Sistema para que volvamos a tener una carta otorgada como en 1978.

 

Lo malo, lo peor, lo trágico es que nuestra sociedad civil brilla por su ausencia, que no disponemos de foros adecuados, que no alentamos debates en profundidad, que nuestros medios de comunciación de masas se dedican a otros menesteres diferentes, mas rentables económicamente pero socialmente en demasiados casos excesivamente lamentables… Esa es nuestra tragedia colectiva, que nunca hemos dejado de ser una sociedad de súbditos y a la hora de la verdad, cuando la historia reclama, al final acabamos pidiendo al papá Sistema y a sus sabios que nos arreglen las cosas.

 

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter