'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ver la biografía

«No vamos a subir el IVA»

23 de marzo de 2014

Lo ha dicho el ministro Montoro. El superministro Montoro. El ministro que todo lo sabe. El ministro que encargó a unos sabios liderados por el catedrático Manuel lagares, el “Informe Lagares”. El ministro que nos tiene en “solfa” desde hace dos meses con la famosa reforma fiscal “la más ambiciosa de la Democracia. Será una revolución”, dijo. Pues bien, en esa revolución parece que no entra la subida del IVA, el Impuesto sobre el Valor Añadido que se subió del 18% al 21%, y que podría subir dos puntos porcentuales más hasta el 23%, porque – pese a que a nosotros todo nos parece carísimo- la media de la UE del IVA está en el 23%. El famoso informe, encargado y pagado por todos los contribuyentes – el ya famoso Lagares- indica también la necesidad de subir el IVA de algunos productos que ahora mismo pagan el 10%.   El informe también exime de pagar impuestos de IRPF a aquellas rentas menores a los 14.000 euros brutos anuales – unos siete millones de personas-, y reduce los tramos de retención.

Pero lo que más ha indignado a la sociedad ha sido el IVA, su supuesta subida, una vez condenados a pagar por nómina lo que diga el ministro. Y sobre el IVA conviene decir que no es mala idea que se suba, siempre y cuando se bajen en similar proporción las cotizaciones a la Seguridad Social y paralelamente, de la mano, y sin dilación alguna se reduzca de forma sustancial las Administraciones Públicas. 

Como no es posible financiar el 37% del PIB con impuestos directos e indirectos a las personas físicas, que, además cada vez somos menos trabajando, nos hemos reducido el sueldo y tenemos una carga fiscal individual difícilmente soportable; es urgente que el ministro se plante ante quien sea oportuno y exija esa reforma de la Administración. 

No se puede decir que se bajan los impuestos, recaudando lo mismo, porque la misma frase implica que, lo que se quita de un lado, se pone en otro. Y, en efecto, las clases medias y altas son las que se llevan la peor partida. Porque no me dirán ustedes que pagar de IRPF la mitad de tu salario cada mes (repetimos) cada mes, no es confiscatorio. 

El hecho de eximir de pagar IRPF a aquellos cuyos ingresos son menores a 14.000 euros brutos al año es una medida electoralista, y además poco ejemplar. ¿Acaso no utilizan los servicios públicos de sanidad y educación y el resto?. Lo realmente redistributivo es que todos paguemos, muy poco los que menos ingresan, pero algo. La conciencia de pertenecer a una sociedad solidaria, es también necesaria en las rentas mas bajas. En Estados Unidos, los inmigrantes – en la baja escala social de los ingresos- lo primero que quieren, su obsesión es pagar impuestos, porque eso les hace “buenos ciudadanos”. Da lo mismo que sean ciudadanos sin papeles, lo importante es cumplir con el IRS – la Hacienda Pública estadounidense-. 

 

Ministro Montoro, subir impuestos a cambio de bajar las cotizaciones de la seguridad social y de adelgazar la monstruosa Administración Pública, no solo no es malo, sería bien recibido por todos los que conscientemente contribuimos cada mes a sacar a España de la crisis. 

 

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter