«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

¿Teatro o inconsciencia?

6 de enero de 2015

Resulta deprimente escuchar las voces de algunos portavoces del PSOE anunciando a bombo y platillo que no piensan colaborar con el PP en una gran coalición a la alemana si fuera preciso. Es decir, parece que con tal de ocupar el gobierno, están dispuestos a aliarse con el diablo con tal de tocar recursos públicos y poder. Es de todo punto absurdo afirmar que sus políticas económicas y sociales son radicalmente distintas a las del PP. ¡Ya está bien de decir tonterías para la galería! Hace muchos años los conservadores en todo el mundo han aceptado como propias y justas la mayoría de las reclamaciones del socialismo europeo de fin del siglo XIX. De hecho fue precisamente Alemania con Bismark “el canciller de hierro” con quien se comenzó a diseñar el actual estado de bienestar. ¿A que se refieren con su afirmación de que les separan grandes diferencias? Será acaso la seguridad social, implantada en España por el gobierno de Girón de Velasco con Franco, y mantenida desde entonces, la medicina universal, la jubilación con derecho a prestación, la libertad de huelga, una educación gratuita, la libertad de conciencia, el sindicalismo, las rentas básicas de subsistencia… De verdad, que me expliquen, ¿en qué se diferencian tanto como para no llegar a un acuerdo de gobierno que libre a este país del desastre de lo que podría ser un frente popular? Igualmente a qué se refieren con un sistema “federal” ¿Cuál sería el contenido de ese federalismo? Difícil encontrar un Estado en el mundo con un sistema más descentralizado que el nuestro. Si se refieren a conceder la independencia a Cataluña y  el País Vasco que lo digan y se dejen de monsergas.

Me produce terror no tanto “Podemos” como la desnortación y frivolidad del PSOE. Es muy preocupante, que un partido de gobierno se pierda en tantas operaciones de imagen y “postureo” mediático, pues en esta sociedad española, europea o universal, abunda la masa que no sabe distinguir ni entiende de matices, e irresponsablemente puede llevar al poder a cualquiera con la labia y las promesas suficientes. Es algo muy serio que a unos descerebrados idealistas, en el mejor de los casos,  unos fanáticos  o unos listos ambiciosos que buscan dominar en su beneficio el conjunto nacional, lleguen al poder para llevarnos a un  desastre parecido a los que vimos en todo Europa partir de los años veinte ¡Cuidado con los mesías! ¡Se perdieron más de cincuenta millones de vidas con esas ideas y en la ex Unión Soviética y China muchos  millones más con esos experimentos! 

Íbamos por buen camino, con todos los defectos y fallos que se quiera, desde la 2ª Guerra Mundial, se ha mejorado mucho gracias a hombres excepcionales, desde Truman hasta DengXiao Ping, dejamos atrás a los monstruos y monstruosidades de Hitler, Stalin, Mao, Pol Pot y tantos otros: el fin de la guerra fría, la salida de la miseria de millones de personas por todo el mundo, la paz en España en particular y el desarrollo económico ¿Quién hubiera pensado en el año 50 que alcanzaríamos este nivel de bienestar?  Si lo echásemos todo a perder por un arranque visceral, irracional y no realista, quedaría probado, al menos en España, que somos una tribu de masoquistas. ¿Puede alguien en su sano juicio querer vivir él y su familia en un régimen como el cubano o el venezolano? Esta es la verdadera prueba si la democracia a la larga en España es viable. Ese resultado corresponde también en gran medida a la decisión y responsabilidad del partido socialista. Si quiere contribuir al bien general o prefiere  echarse al monte…

.
Fondo newsletter