«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El 72% de los cardenales que pueden sucederle han sido nombrados por él

Así queda el Colegio cardenalicio tras los nuevos nombramientos del Papa Francisco

Europa Press

El pasado domingo, tras el rezo del Ángelus, desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa Francisco anunció un consistorio para la creación de nuevos cardenales. Entre los nuevos purpurados figuran, como pudieron leer en estas páginas, tres españoles, como el nuevo arzobispo de Madrid, José Cobo.

El consistorio tendrá lugar el próximo 30 de septiembre, y en él Francisco creará ―es el verbo eclesial con el que se define la imposición del capelo cardenalicio— a 21 nuevos cardenales, aunque no todos ellos pueden participar en un cónclave para elegir al sucesor del Pontífice. Según la normativa de la Iglesia católica, el Colegio cardenalicio se divide entre cardenales electores y no electores. Aquellos purpurados que tengan 80 años o más, no pueden votar ni ser elegidos en un hipotético cónclave. En este caso, Francisco creará a 18 electores y tres mayores de 80 años.

Con esta nueva hornada de cardenales —el noveno consistorio en la década que el Papa argentino lleva al frente de la Iglesia— Francisco supera el límite de 120 purpurados electores que fijó su predecesor Pablo VI. Tras el consistorio de septiembre, habrá 136 cardenales electores —hasta que llegue el 30 de septiembre, dos cardenales italianos, Comastri y Versaldi, habrán cumplido 80 años; quitamos también de los electores al purpurado bangladesí D’Rozario, quien lo hará al día siguiente— y 107 no electores, según recoge Il Sismógrafo.

De los que pueden participar en un hipotético cónclave para nombrar al sucesor del Papa Francisco, nueve fueron creados por Juan Pablo II, 31 por Benedicto XVI y 98 por el actual Sucesor de Pedro. Por tanto, de los candidatos a convertirse en el próximo Papa, al 72% los ha nombrado Francisco.

Sin embargo, eso no tiene por qué significar que el próximo Pontífice vaya a ser a imagen y semejanza de Francisco, ya que el Papa argentino ha priorizado en muchas ocasiones que los purpurados representen a todos los rincones de la Iglesia —nombrando a cardenales en sitios donde tradicionalmente no había habido como Burkina Faso, Tonga o República Centroafricana—, más que centrarse en cardenales de su cuerda, algo que si es más frecuente cuando crea cardenales, digamos, occidentales.

En el próximo consistorio, serán creados cardenales tres españoles con derecho a voto: el arzobispo de Madrid, José Cobo Cano, el Rector Mayor de los Salesianos, Ángel Fernández Artime, y al obispo de la localidad francesa de Ajaccio, el español Francisco Javier Bustillo. Además, impondrá la púrpura cardenalicia a su amigo y compatriota Víctor Manuel Fernández, a quien ha situado al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y a quien hemos podido entrevistar en La Gaceta.

.
Fondo newsletter