«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«El camino hacia la paz exige el respeto a la vida»

El Papa Francisco muestra su rechazo a la gestación subrogada: «Es una grave violación de la dignidad»

El Papa Francisco a la entrada de una audiencia. Europa Press.

El Papa Francisco se ha mostrado contrario a la gestación subrogada y los vientres de alquiler. En el «discurso de Su Santidad el Papa Francisco a los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede», publicado durante la mañana del lunes en la página web del Vaticano, ha arremetido contra esta práctica.

«El camino hacia la paz exige el respeto a la vida, a toda vida humana, empezando por la vida del niño por nacer en el seno materno, que no puede ser suprimida ni convertida en objeto de tráfico», ha comenzando diciendo el Santo Padre. Tras su referencia a la sacralidad de la vida humana y su rechazo al aborto, el Papa ha denunciado los vientres de alquiler.

«En este sentido —ha reclamado Francisco—, considero deplorable la práctica de la llamada maternidad subrogada, que representa una grave violación de la dignidad de la mujer y del niño, basada en la explotación de situaciones de necesidad material de la madre». Tras su denuncia ante los embajadores, ha explicado que «un hijo es siempre un don y nunca la base de un contrato comercial».

Las palabras del Pontífice, sin embargo, han ido a más, hasta el punto de pedir explícitamente la prohibición de la gestación subrogada: «Expreso mi esperanza de que la comunidad internacional se esfuerce por prohibir universalmente esta práctica. En todo momento de su existencia, la vida humana debe ser preservada y defendida».

En un largo discurso en el que ha abordado una variedad de temas, Francisco ha hecho hincapié en la posición de los países occidentales respecto al derecho a la vida: «Observo con pesar, especialmente en Occidente, la continua difusión de una cultura de la muerte, que en nombre de una falsa compasión descarta a los niños, los ancianos y los enfermos», ha zanjado Francisco.

.
Fondo newsletter