«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
SE CUMPLE UN AÑO DEL FALLECIMIENTO DE JOSEPH RATZINGER

El Papa Francisco recuerda a Benedicto XVI en el primer aniversario de su muerte: «Sirvió a la Iglesia con amor»

El Papa Francisco. Europa Press.
El Papa Francisco. Europa Press.

El Papa Francisco ha recordado este domingo a su predecesor, Benedicto XVI, con motivo del primer aniversario de su muerte, y ha destacado el servicio que prestó a la Iglesia con «amor y sabiduría».

«Hace un año el Papa Benedicto XVI terminó su viaje terrenal, después de servir a la Iglesia con amor y sabiduría. Sentimos por él tanto afecto, tanta gratitud, tanta admiración. Desde el Cielo bendícenos y acompáñanos. ¡Un aplauso para Benedicto XVI!», ha clamado el Pontífice tras el rezo del Ángelus desde el balcón del Palacio Apostólico en la plaza de San Pedro.

A un año del fallecimiento de Benedicto XVI, de nombre Joseph Ratzinger, en la mañana de este domingo se ha celebrado en la Basílica de San Pedro una misa en recuerdo del pontífice alemán. La misa ha estado presidida por monseñor Georg Gänswein, secretario de Ratzinger desde 2003 hasta los últimos días de su vida.

Durante la homilía, Gänswein ha calificado a Benedicto XVI de «sencillo y humilde trabajador» y de «ejemplo luminoso», y ha expresado su gratitud a Dios «por el don de su vida, la riqueza de su magisterio y la profundidad de su teología».

Por otro lado, tras el Ángelus el Papa también se ha acordado de las víctimas de las guerras, comenzando por los «graves actos de violencia» en Nigeria, que han causado «numerosas víctimas» durante la celebración de la Navidad.

«Rezo por ellos y por sus familias. ¡Que Dios libre a Nigeria de estos horrores! Y rezo también por los que perdieron la vida en la explosión del camión cisterna en Liberia», ha señalado el Papa Francisco, quien ha añadido que reza también por todos los pueblos que sufren a causa de las guerras.

En este sentido, ha mencionado al «atormentado» pueblo ucraniano, los pueblos palestino e israelí y al pueblo sudanés, entre otros muchos, y ha preguntado cuántas vidas humanas han sido rotas por los conflictos armados.

«¿Cuántos muertos? ¿Y cuánta destrucción, cuánto sufrimiento, cuánta pobreza? Quienes tienen intereses en estos conflictos escuchen la voz de la conciencia», ha agregado, para pedir no olvidar tampoco a los refugiados de la etnia birmana rohingya. Por último, Francisco ha deseado «un final de año lleno de paz». «Por favor, no olvidéis rezar por mí», ha concluido

.
Fondo newsletter