«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Marlaska, convencido de que se circulará a 30km/h en calles de un solo carril

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, se ha mostrado «absolutamente convencido» de que saldrán adelante en esta legislatura reformas pendientes en materia de seguridad vial como la renovación del carné por puntos o el límite de velocidad a 30km/h en las calles con un solo carril por sentido.

Tras inaugurar la VIII Asamblea General del Observatorio Iberoamericano de Seguridad Vial que desde este lunes y hasta el miércoles congrega en Madrid a expertos y responsables en la materia de veinte países iberoamericanos, además de Portugal y Andorra, el ministro ha avanzado algunos de los asuntos en los que se trabajará en esta legislatura.

Independientemente de que él siga al frente de la cartera de Interior, Marlaska ha dejado claro que quien continuará como presidente del Gobierno será Pedro Sánchez, que tiene una «preocupación máxima» con la siniestralidad vial y los asuntos que han quedado pendientes.

Entre ellos, el ministro ha avanzado que se homologará y homogeneizará el uso de los patinetes eléctricos, se «tomará el pulso de nuevo al carné por puntos» con nuevas sanciones o se retomará el plan de limitar la velocidad a 30 kilómetros por hora en las calles de las ciudades que tengan un solo carril por sentido.

Ya en el acto de inauguración de este foro iberoamericano, el ministro ha opinado que bajar la siniestralidad «no es fácil ni rápido» y que se trata de «una batalla permanente».

«Lo sabemos muy bien en España porque nos hemos tenido que poner de nuevo más encima de la seguridad vial. Nunca se puede estar suficientemente satisfecho, porque hay que estar en constante vigilancia, con ocupación y preocupación», ha añadido el ministro tras indicar que 110.000 personas murieron en 2016 en carreteras iberoamericanas.

Marlaksa ha apostado por el cumplimiento de la ley como la medida más eficaz para reducir la pérdida de vidas, una opinión con la que ha coincidido el director general de Tráfico en funciones, Pere Navarro, para quien el repunte de la siniestralidad en España se debió a la crisis y a la disminución de los instrumentos para combatir estas muertes.

«A más multas menos accidentes», ha enfatizado Navarro para quien la crisis dejó 9.000 guardias civiles menos en las carretera, lo que, a su vez, supuso, menos controles de alcohol y drogas.

TEMAS |
.
Fondo newsletter