«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El CIS parió

Albricias. Por fin la tan filtrada encuesta del CIS ha visto la luz. El parto, muy largo en el quirófano, tuvo un final más que feliz: PP y PSOE mantienen su hegemonía a pesar de que las ecografías no daban a entender esto. El voto directo, lo que uno dice que votaría en el momento de la encuesta, da –asómbrense- por ganador a Podemos. Nunca en mis recuerdos se había visto cosa igual. Un partido que concurre por primera vez a unas generales las podría ganar. El estudio, una vez cocinado convenientemente –aplicación de correctores matemáticos y en muchos casos de intereses políticos-, da por ganadores a los de siempre y posibilita, craso error, una interpretación tranquila por parte de sus dirigentes. Sigue ganando el PP, que pierde apoyos, y queda en segundo lugar el PSOE, que algo recupera. Aparte de profundas interpretaciones de sesudos analistas a los cuales les remito, me interesa destacar porque lo tomo por creíble, que la suma de PP y PSOE pasa de un tradicional 70% a un discreto y peligroso para ellos 52%. El bipartidismo está, si nadie lo remedia, herido de muerte. El PSOE, a pesar del cambio de líder, que no es poco, remonta levemente y eso me indica que el maquillaje no ha surtido efecto. El PP pierde mucho apoyo y no me extraña, dado que el 87% de sus votantes en las últimas generales están descontentos con su gestión de gobierno. Rajoy y su Gobierno arrastran al PP a una continua pérdida de votos y Sánchez lidera a un PSOE que remonta muy poco. El bipartidismo puede pasar a la historia y, en caso de que no reaccionen radicalmente, pueden conseguir con su contumacia darle la victoria a Podemos. Así, en vez de un sano pluripartidismo podríamos tener un monopartidismo muy propio del modelo que subyace en Podemos: Cuba y Venezuela marcan tendencia, ojito.

Según el CIS y la calle, son muchos los ciudadanos que quieren castigar a PP y PSOE por su mal comportamiento. ¿Cómo castigarles en el voto sin castigarse uno mismo votando a Podemos? ¿Alguien me lo explica?​

TEMAS |
.
Fondo newsletter