«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Crítica: Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2, se acabó el juego

El juego llega a su fin y con él termina la saga juvenil -y no tan juvenil- más exitosa de los últimos años. Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2 es la clausura más adulta y oscura de la trilogía literaria de Suzanne Collins, una frenética última parte que compensa con creces la lentitud palpable de su predecesora.

La saga de Los Juegos del Hambre siempre se ha resistido a entrar definitivamente en la categoría de cine juvenil a pesar de contar, indudablemente, con rasgos del género. El drama infantil y familiar con el que arrancaba en 2012 comenzó a evolucionar de forma satisfactoria en una revolución política contra la tiranía y ha acabado siendo una sorprendente reflexión ‘palomitera’ de las consecuencias de la guerra y las víctimas colaterales capitaneada por el director Francis Lawrence.

/p>

Sin perder nunca su carácter de cine comercial, Sinsajo – Parte 2 se mueve en el terreno de la ética en tiempos de guerra y los juegos del poder político. La protagonista, Katniss (Jennifer Lawrence), se une a la batalla por la libertad del país en un viaje cuyo único final es el enfrentamiento directo con el tirano Snow (Donald Sutherland). En un camino plagado de trampas y pruebas, los rebeldes pondrán a prueba su resistencia psicológica una vez más, cuando ya sólo son los juguetes rotos del sistema. A diferencia de las películas anteriores, el juego de muerte no se encuentra en un estadio sino en las calles, como parte de una guerra que requiere ser televisada y banalizada como puro entretenimiento.

Tras la decisión de Lionsgate de dividir el desenlace de la saga en dos películas, Sinsajo – Parte 2 es más satisfactoria en todos los sentidos que su predecesora, que pecaba de lentitud y de aire introductorio. Sin embargo, el ritmo ágil del que hace gala Sinsajo – Parte 2 no logra cubrir la sensación de un desenlace técnicamente impecable pero emocionalmente incompleto que hubiese funcionado mucho mejor como uno solo.

/p>

Con tremenda fidelidad al libro de Suzanne Collins que agradecerán los fans, Sinsajo – Parte 2 es un honroso y tremendamente oscuro desenlace con varios momentos memorables que resuenan en el mundo actual. A pesar de la sorprendente pérdida de fuerza del guión en el momento más esperado de la saga, Jennifer Lawrence consigue culminar el crecimiento de Katniss con una sólida interpretación que se ha convertido, sin duda, en uno de los principales rasgos de una saga muy por encima de la media del cine juvenil.

Puntuación: 3,8/5

TEMAS |
.
Fondo newsletter