«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Mal diagnóstico del CIS sobre la sociedad española

La entrega mensual correspondiente al mes de junio que elabora el CIS nos arroja una visión poco optimista de la sociedad española. Por cierto que en esta entrega ha dedicado un espacio muy considerable a preguntar sobre el deporte, y no sólo sobre el favorito de los españoles, asunto en el que el fútbol triunfa de modo rotundo seguido de baloncesto, tenis y motociclismo, sino a las actitudes frente al deporte, si se practica o no, con qué frecuencia, si se mantiene o se abandona.. y un largo etcetera. Seguro que algun malpensado dirá que easas cuestiones obedecen a que el Sistema quiere tener mas información sobre uno de los instrumentos mas claros de control de masas, porque desde siempre se ha dicho aquello de pan y circo…Puede, pero en todo caso no es nada malo conocer la opinión y actitud de los españoles en ese importante territorio.

En la economía las cosas son como son y no como nos gustaría que fuese. La pregunta acerca de como vemos la situación económica los españoles es demoledora: mas de un 90 por 100 consideran que es mala, muy mala o regular. Y para mayor precisión, los que opinan que es mala o muy mala son, nada menos, el ochenta y uno por ciento. Estos datos contrastan fuertemente con la visión optimista que desde el gobierno y otras instancias se vierte en medios de comunicación social mas o o menos afectos. Y es que la realidad es la que es, con independencia de la que nos quieran vender. Es indudable que se atisban ciertos puntos de mejoría. De esto no me cabe duda. Tampoco de que son claramente insuficientes por el momento. Tampoco de que la tendencia es a mejorar, aunque de forma lenta y gradual y con ciertos riegos, y con riesgos ciertos, de involución transitoria. Pero con todo y eso los españoles siguen considerando que las cosas siguen entre mal y muy mal.
Es, sin embargo, esperanzador un dato que se gesta cuando se pregunta como vemos el futuro. Es verdad que un 65 por 100 opina que igual o peor, pero es esperanzador que un 24% crea que va a mejorar. La importancia de los factores psicológicos y emocionales en la Economía es algo muy conocido y debidamente estudiado. Por ello, aunque un 25% de españoles crea que todavia puede empeorar —pésimo dato— el que un porcentaje igual considere que vamos a mejor es mas importante de lo que se puede pensar a primera vista, porque si todos consideramos que es imposible mejorar o, incluso, que vamos a peor, quizás no empeoremos, pero mejorar no mejoraremos. Asi que, insisto, este dato me parece positivo.
Llama la ateción el incremento de la preocupación de los españoles por la corrupción y los partidos políticos. En mi opinión esto refleja una preocupación por el sistema de poder partitocrático que tenemos con nosotros. No se trata solo de que la preocupación emane de la constante aparición de casos de corrupción en los medios, acompañada de esa sensación —justa o injusta— de impunidad cuando de políticos se trata. Eso es así, sin duda. Pero creo que en el fondo lo que late es una convicción: con este sistema que tenemos la corrupción no va a tener fin y la impunidad seguriá siendo la norma. Por ello el mensaje de estas cifras es para mi muy claro: hay que reformar de modo decisivo y decidido el modelo para evitar que las cosas sigan siendo como vienen ocurriendo desde hace años. El problema es que eso depende de la clase política y los españoles dudas mucho —y con razón— de que ellos vayan a limitarse a ellos mismos. Entiendo la duda, pero la realidad acabará imponiéndose de un modo u otro. Cuestión de tiempo

TEMAS |
.
Fondo newsletter