«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Objetivo «27 O»

El próximo 27 de octubre se espera la derrota más contundente de los candidatos de Cristina Fernández de Kirchner. BUENOS AIRES.- No se equivoca el ministro español D. José Manuel García-Margallo al seguir apoyando los reclamos argentinos de soberanía de las Islas Malvinas. Pudo haber quitado su voto de confianza e incluirlo en la mesa de negociaciones Londres – Madrid por el Peñón de Gibraltar, pero felizmente no lo ha hecho. Es algo temporal o circunstancial que Argentina esté gobernada por irresponsables. Si hoy tenemos un país con servicios modernos e infraestructuras medianamente aceptables, se lo debemos en buena medida al saber hacer y a los capitales españoles que lideraron las inversiones desde los años noventa. Sólo después se acoplaron norteamericanos, británicos, franceses, italianos y alemanes, en una época en que ni los mismos argentinos se animaban a poner sus fortunas al servicio del país. Esos son los capitales que movilizaron nuestro trabajo para recuperar la senda del progreso. El pasado 16/7/2013 se firmó el acuerdo entre el Gobierno y la empresa Chevron para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta. «Entregamos todo con una facilidad y una irresponsabilidad propia de un país que quiere que lo saqueen, propia de una nación gobernada por una banda de delincuentes» (26/8/2013). Esta es la opinión de Elisa Carrió, la diputada más representativa y votada en la elecciones primarias del 11/8/2013. El acuerdo con Chevron fue ratificado el 28/8/2013 en la provincia de Neuquén en un clima de violencia, donde miles de personas expresaron su repudio. Sindicatos, organizaciones políticas, activistas, medioambientalistas y pueblos originarios, fueron reprimidos por la policía del gobernador Jorge Sapag, dejando más de veinte heridos. Todo lo que está haciendo Miguel Galuccio para seducir inversionistas como Chevron y los Bulgheroni, ya lo teníamos antes del 4/2012. Había inversiones proyectadas para la explotación del shale oil, tecnología, organización, eficiencia y abastecimiento del mercado interno. Los capitales confiaban en la gestión de Repsol YPF por que había seriedad. Si la diputada Carrió sigue pensando que Néstor Kirchner y D. Antonio Brufau fueron socios en la ilegalidad, por favor que lo denuncie en tiempo y forma. Argentina necesita que sea más certera con sus denuncias. No se ha encontrado a Brufau en ninguno de los chanchullos del siniestro ex Presidente de los argentinos, que estamos redescubriendo con las investigaciones periodísticas de Jorge Lanata y algunos jueces bien dispuestos. Hoy el Estado argentino no tiene el dinero para pagarles a los accionistas estafados por la administración Kirchner. Pretende aparecer heroicamente haciéndose cargo del desabastecimiento energético. Una situación generada exclusivamente por el kirchnerismo, excusa para que los negocios cambien de manos y volver a manejar una petrolera que financie la política y llene los bolsillos de los funcionarios más corruptos. Los acuerdos realizados por Galuccio están firmados sobre el barro y atados a la suerte de este Gobierno. En este contexto de irregularidades, el italiano Paolo Rocca a través de Tecpetrol obtuvo una extensión hasta el año 2027 de la concesión de las áreas hidrocarburíferas El Tordillo, Puesto Quiroga y La Tapera, en la cuenca del Golfo San Jorge. Una de las más ricas de la Patagonia, en la provincia de Chubut donde gobierna Martín Buzzi. Un Rocca sigiloso que se sigue beneficiando de las prebendas del Estado argentino, al igual que lo hizo su padre y su abuelo desde 1946. El pasado 23/8/2013 la Corte de Apelaciones de Nueva York rechazó de manera rotunda la propuesta de pago efectuada por el Gobierno argentino a los tenedores de obligaciones que no aceptaron los canjes propuestos por Néstor Kirchner Ostoic en 2005 y 2010. Un presidente tramposo que quiso imponerle unilateralmente a los acreedores unas quitas de deuda propias de un guapo del novecientos. Está visto que eso no se puede hacer. El Estado argentino deberá pagar el 100 % de la deuda. En la Cumbre del G-20 realizada en San Petersburgo el 5 y 6/9/2013, Cristina Kirchner pretendió incluir este tema estrictamente financiero y ahora judicial, en la agenda de discusiones. Una presidenta ridícula que terminó solicitando una legislación especial para estos casos. Los “fondos buitre” como los denomina el Gobierno, en realidad no existen más que en el imaginario de algunos argentinos que no terminan de entender o aceptar como funcionan los mercados financieros. Esto es así por más antipático que parezca. Quienes no aceptan las reglas de la especulación deben abstenerse de participar en los mercados de capitales. El antecedente judicial norteamericano es válido para otros comportamientos inmaduros como la apropiación salvaje de la empresa YPF. No hay manera de robarse el 51 % de una petrolera con todo el mundo mirando. Tarde o temprano la Justicia se pronunciará a favor de sus legítimos accionistas y el Estado argentino deberá pagar como siempre lo ha hecho con todas sus obligaciones desde que Bernardino Rivadavia solicitó un empréstito en 1824. Si la salud acompaña a la Presidenta, nos cansaremos de verla desfilar por los Tribunales de la Av. Comodoro Py Nº 2002, al igual que vimos a la ingeniera María Julia Alsogaray y la sin vergüenza Felisa Miceli, ex ministra de Economía de Néstor Kirchner. El caso de Cristina Fernández de Kirchner no es igual al de la Sra. María Estela Martínez de Perón, manipulada por el peronismo más oscuro de los años 70. La esposa de Néstor Kirchner lidera el Frente para la Victoria (FPV) en forma consciente. Conocía los tejes y manejes espurios de su marido. Es amiga o cómplice de Lázaro Báez desde hace muchos años, a quien vio transformarse desde humilde empleado del Banco de la Provincia de Santa Cruz en un poderoso empresario testaferro de su esposo, verdadero cerebro de la maraña de sociedades off shore que investiga la Justicia. Cristina Kirchner no necesita un golpe de Estado ni tampoco que el Círculo Rojo la rodee. Con la fuerza grave de la verdad es más que suficiente. El pasado 22/8/2013, el motonauta Daniel Scioli dijo en el Consejo de las Américas: «Este Gobierno debe terminar lo mejor posible para que, después, la dinámica de la democracia permita proyectar un mejor futuro». El peor gobernador de la historia bonaerense volvió a lanzarse a la carrera presidencial para 2015. Quiere que Cristina Kirchner llegue tranquilamente al final de su mandato para despegarse en el momento oportuno. La ‘dinámica de la democracia’ incluye el juicio político y la destitución de los gobernantes. No habrá calles ni monumentos con el nombre de los Kirchner. Solamente indignación y vergüenza. MGB 13/9/2013.

TEMAS |
.
Fondo newsletter