«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

De sueño a pesadilla

Es bien sabido, al menos yo bien lo sé, que al igual que muchos cargos electos del PP ven peligrar su trasero por la patada que dirigida a Rajoy sus votantes les van a atizar, la mayoría de cargos de CiU tienen el mismo sentimiento respecto a Mas por lo que consideran será su debacle electoral en el futuro inmediato.
 
Sin entrar en sentimentalismos nacionalistas, las encuestas dicen que CiU pierde la hegemonía en Cataluña en favor de los que serán sus verdugos, ERC, y eso duele y mucho, sobre todo cuando en ello te va el trabajo, el cargo, el sueldo y el poder.
 
A esta intranquilidad de los cargos nacionalistas se suman los parcos pero constantes pronunciamientos del empresariado catalán de los últimos días. Primero fueron los alemanes, tachados de nazis por un diputado de Esquerra, los que abrieron la veda y ya van más de doscientos que se suman a la iniciativa y esto no ha hecho nada más que empezar. El mundo económico no está para utopías. También esta semana el propio Congreso de los Diputados acaba de pronunciarse con un sonoro “no” a los planes de Mas. UPyD ha conseguido arrastrar al PP, su enemigo mortal hasta ahora, y al PSOE que, si bien tuvo que mostrar arrepentimiento público, dejó claro que su respuesta es no.
 
Con la UE declarando una y otra vez que secesión es sinónimo de irse fuera, con el Congreso español posicionandose en un 85 por ciento en contra de la independencia catalana, con el ámbito empresarial desmarcándose de la aventura y con los propios cargos viendo peligrar su estatus, el sueño empieza a transformarse en pesadilla.
TEMAS |
.
Fondo newsletter