PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Arce reedita la receta castro-chavista: dice que la oposición boliviana planeaba matarlo

El relato oficial señala que pretendían impedirle llegar a la Presidencia

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos del Castillo, ha denunciado este lunes que hace menos de un año se produjo un “intento de magnicidio” contra Luis Arce cuando todavía no había asumido el cargo de Presidente. Según del Castillo en el plan implicados los responsables de la muerte del presidente de Haití, Jovenel Moise.

«Acá hemos mostrado una serie de pruebas fehacientes y hemos demostrado que existió un plan, primero, con la búsqueda y el contrato de paramilitares estadounidenses mediante el señor J.E.P., bajo un nombre falso, para matar a Luis Arce Catacora, y, segundo, con paramilitares colombianos que asesinaron al presidente de Haití», ha contado del Castillo.

«Queda claro que en Bolivia existió un intento de desestabilizar el país mediante un plan elaborado para no dejar a Arce asumir el mando emanado de las urnas», ha explicado del Castillo.

Además ha enfilado en contra de Luis Fernando López, ministro de Defensa en el gobierno de Jeanine Áñez, asegurando que fue este quien mantuvo «contactos constantes con estos grupos irregulares y paramilitares mediante empresas con experiencia en combate como en Irak, Afganistán».

El régimen de Arce revive así la tendencia mostrada primero por el tirano Fidel Castro y luego por su aprendiz, Hugo Chávez. Tendencia consistente en culpar de tanto en tanto a sus opositores de planificar magnicidios.

del Castillo ha concluido advirtiendo «a quienes ya saben lo que están haciendo y lo que intentaron hacer», que el Gobierno sabe «lo que están intentando hacer ahora y lo que pretenden hacer los próximos días».

«Lo único que les pedimos e instamos es que dejen de hacer o planificar esa arremetida que están planificando desde hace bastantes meses», ha demandado.

Por su parte, el socialista Arce ha confirmado la información y, durante un acto celebrado en La Paz, ha asegurado que no tiene miedo. «Quisieron atentar contra nuestra vida, pero a la derecha golpista y asesina le vamos a responder con una frase de Marcelo Quiroga Santa Cruz», ha indicado el presidente boliviano, según ha recogido el diario ‘La Razón’.

«Sabemos que más pronto que tarde se cobrarán esto que estamos haciendo. Estamos dispuestos a pagar ese precio, siempre estuvimos dispuestos, jamás vamos a rehuir el peligro, porque mucho más temible que ese enemigo que está buscando la manera de anularnos, aun físicamente, es una conciencia culpable y no podríamos soportarnos a nosotros mismos si no cumpliéramos nuestro deber», ha leído el pupilo de Evo Morales, que ha concluido el acto señalando: «hermanos y hermanas, no tenemos miedo».

Deja una respuesta