'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
900 CRISTIANOS FUERON ASESINATOS ENTRE ENERO Y MARZO

Matan a otro sacerdote católico en Nigeria ante el silencio del mundo occidental

Nigeria persecución cristianos
Un soldado nigeriano junto a una valla pintada por el grupo islamista Boko Haram. Reuters.

Esta semana se ha producido el enésimo ataque a los cristianos en Nigeria, un país en el que la fe es perseguida ante el silencio del mundo occidental.

“Con profundo sentimiento de dolor y angustia, el obispo, el clero, los religiosos y los laicos de la diócesis de Kafanchan anuncian el espantoso asesinato del Rev. P. John Mark Cheitnum”, declaró este martes el canciller de la diócesis nigeriana, Emmanuel Uchechukwu Okolo, según recoge la Agencia Fides.

El padre John Mark fue brutalmente asesinado por sus secuestradores el pasado 15 de julio de 2022. Su cuerpo fue encontrado en estado de descomposición este martes en el bosque, no lejos del lugar del secuestro.

«Solicitamos oraciones por el descanso de nuestro querido hermano sacerdote y el consuelo de Dios sobre sus familiares cercanos», subrayó el portavoz de la diócesis.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, ha condenado el asesinato del sacerdote y ha recalcado que el aumento de los ataques contra civiles «es un asunto de grave preocupación» para las autoridades del país africano.

«Estoy profundamente afectado por el asesinato de esta reverenciada figura religiosa por parte de criminales que parecen dedicados a crear el caos y el desorden en el país”, ha dicho el mandatario, según ha señalado su portavoz, Garba Shehu. Así, ha recalcado su «firme compromiso» con la lucha contra las bandas armadas para lograr garantizar la seguridad en el país.

Asimismo, ha hecho hincapié en que las autoridades «están decididas a aplastar a los enemigos de la humanidad con todos los recursos existentes», al tiempo que ha trasladado sus condolencias a la familia del fallecido y a la comunidad cristiana de Nigeria en Kaduna.

Desde mayo, una docena de clérigos cristianos ―la mayoría católicos― han sido secuestrados por hombres armados en toda Nigeria y al menos cuatro de ellos han sido asesinados por sus captores. La inseguridad en Nigeria, anteriormente centrada en el noreste del país, se ha extendido en los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste, haciendo saltar las alarmas por la posible expansión de estas redes terroristas y criminales.

En 2022, y tan sólo entre enero y marzo, 900 cristianos han sido asesinados en Nigeria, recoge la agencia vaticana. El país de África Occidental se enfrenta a una oleada de violencia por parte de bandas armadas que suelen cometer asesinatos y secuestros para pedir rescate, principalmente en comunidades rurales desprotegidas.

Desde 2009, cuando surgió la insurgencia de Boko Haram, uno de los mayores grupos islamistas de África, que pretende convertir el país en un estado islámico, Nigeria vive en un estado total de inseguridad.

El domingo 5 de junio de 2022, hombres armados no identificados atacaron la Iglesia de San Francisco en Owo, Estado de Ondo, causando decenas de muertos y heridos. El día anterior, el sábado 4 de junio, otro sacerdote católico fue secuestrado en Obangede, en el Estado de Kogi. También se informó de que unos días antes del ataque a la iglesia católica de San Francisco Javier, unos hombres armados habían atacado la Iglesia Celestial de Cristo, una parroquia de Oshofa, en el estado de Ogun.

Posteriormente, el 19 de junio se produjeron nuevos atentados con víctimas mortales y secuestros en la iglesia católica de San Moisés y en la iglesia baptista de Maranatha, en el área de Gobierno local de Kajuru, ambas en el estado de Kaduna.

El silencio de Occidente ante este verdadero genocidio es escandaloso. A finales de mayo, el Parlamento Europeo rechazó condenar el asesinato de Deborah Samuel, una joven estudiante cristiana de la región de Sokoto, en el norte de Nigeria, que fue lapidada hasta la muerte y quemada por sus compañeros por “blasfemar” contra el islam a través de Whatsapp.

La entidad cristiana ‘Puertas Abiertas‘ publica todos los años un informe sobre la persecución a los cristianos en el mundo. El informe de 2022, que vio la luz en enero de este año, arroja unas cifras pavorosas: más de 360 millones de cristianos son perseguidos y discriminados por su fe en el mundo hoy en día. En el periodo recogido por el citado informe, desde el 1 de octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021, en Nigeria se registraron un total de 4.650 cristianos asesinados por motivos relacionados con su fe.

Noticias de España

.
Fondo newsletter