Denuncian más de 100 acciones represivas de la tiranía castrista en Cuba durante las últimas horas

El régimen ha criminalizado las protestas del 15N
La tiranía castrista ha impedido por todos los medios la realización de las protestas del 15N en Cuba. Reuters

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha denunciado más «acciones represivas» por parte de la tiranía castrista en las últimas horas, «al menos un centenar», y ha acusado al régimen de Miguel Díaz-Canel de buscar mediante la presión que la ciudadanía no se movilice este lunes en Cuba.

La organización opositora tiene registradas 29 citaciones policiales, 19 detenciones, 31 casos de vigilancia y once amenazas. Entre los detenidos figuran una moderadora de Archipiélago, Daniela Roja, y el destacado activista Guillermo Fariñas, premio Sájarov de la Eurocámara a la libertad de conciencia.

El dramaturgo cubano Yunior García, uno de los principales promotores de la concentración opositora convocada para el 15 de noviembre, ha cancelado su marcha en solitario por las calles de La Habana tras sufrir un «bloqueo cruel, ilegal e inhumano».

Previamente, García ya había denunciado que su casa había amanecido este domingo «sitiada» por «agentes de seguridad del Estado», horas antes de la marcha silenciosa y en solitario que él mismo había anunciado por las calles de la capital en representación de todos los cubanos que sienten que se les ha cercenado su derecho a manifestarse por la negativa del régimen a autorizar las concentraciones de este lunes.

En un mensaje publicado este domingo en Facebook, ha asegurado que su casa está «sitiada» por funcionarios del Gobierno «vestidos de civil», «haciéndose pasar por pueblo». «Hay carros en todas las esquinas y grupos debajo de mi edificio», ha asegurado García, quien ha vinculado esta supuesta presión con la marcha que había anunciado.

Sin embargo, pese a trasladar su intención de continuar con la marcha más allá del bloqueo ante su vivienda, finalmente García no ha podido culminar con su reivindicación pues, tal y como ha detallado el grupo opositor Archipiélago en sus redes sociales «el régimen cubano le ha sometido a un bloqueo cruel, ilegal e inhumano».

«La acción de sitiar a un ciudadano para impedirle caminar por una calle habanera no solo se valió de un repugnante acto ‘cultural’ de repudio y de un cerco de policías vestidos de civil, también consistió en tapiar su ventana usando la sagrada insignia nacional como un bochornoso telón de represión», ha explicado el colectivo.

Previamente, García había trasladado que se viven «días muy feos» en Cuba, equiparables «a los peores tiempos». En su opinión, la «revolución» se ha «quitado todas sus máscaras» y es ya «una dictadura» al uso, si bien confía en la movilización de la ciudadanía.

Deja una respuesta