PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

‘Después de agredirme, la Ertzaintza quiere denunciarme por llamarles esbirros del PNV’

ENTREVISTA A CAKE MINUESA

“A Cake no le controlamos, no nos gusta”. Con esta frase, el periodista Cake Minuesa resume cómo es ejercer el periodismo cuando se es crítico con el Gobierno socialcomunista. El comunicador es una conocida víctima de la censura que el Ejecutivo de Sánchez ejerce contra quienes se atreven a contar la verdad. La persecución y el señalamiento de los comunicadores ‘disidentes’ alcanzó un nuevo nivel el pasado mes de mayo cuando, en Bilbao, Minuesa fue acorralado por hasta cinco agentes de la Ertzaitnza que, con empujones y golpes, evitaron que preguntase al ministro Miquel Iceta sobre la firma del traspaso de Prisiones entre el Ejecutivo de Sánchez y el PNV.

Lo ocurrido, que quedó grabado por las cámaras del equipo de Minuesa, ha sido denunciado por el periodista, pero curiosamente también el agredido puede recibir una denuncia: «La Ertzaintza quiere denunciarme por desorden público y por llamarles esbirros del PNV», cuenta en esta entrevista con La Gaceta de la Iberosfera en la que detalla lo ocurrido en el País Vasco y en la que también recuerda episodios sobradamente conocidos de su trayectoria profesional como su enfrentamiento con los etarras en Durango.

El periodista, que actualmente es dueño de una productora en la que, ahora sí, él es el único que decide qué debe emitirse y qué no, cuenta que ha ganado libertad desde que no trabaja para los grandes medios: «La libertad es un proceso muy largo y complicado porque siempre te llegan frases tipo: “Tienes razón, pero no lo emitas” o “Esto que has grabado de Sánchez, han llamado del PSOE y no lo publiques”. Ahora he ganado esa libertad para que nada se quede en el cajón».

Deja una respuesta