Los prófugos bolivarianos Morales y Correa se solidarizan con Pablo Iglesias por su situación judicial

LOS DOS ESTÁN HUIDOS DE LA JUSTICIA

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, fugado de la Justicia en Argentina y perseguido por delitos de sedición y terrorismo, y el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, huido en Bélgica y sobre el que pesa una sentencia de ocho años de cárcel por instigación al delito de cohecho en el denominado “Caso Sobornos”, han apoyado al vicepresidente del Gobierno español, el chavista Pablo Iglesias, por su inquietante situación judicial.

Lo han hecho antes de la sesión de control al Gobierno este miércoles, que estará marcada por la petición del juez Manuel García Castellón al Tribunal Supremo para que le investigue en relación con tres delitos en el marco del ‘Caso Dina’, en el que se investiga el robo del teléfono móvil de la exasesora de Podemos Dina Bousselham y el posterior uso de datos de la tarjeta SD del mismo. Los delitos son descubrimiento y revelación de secretos, daños informáticos, y denuncia falsa o simulación de delito, y están castigados con hasta 9 años de prisión.

En Twitter, Morales ha expresado su “solidaridad y apoyo” a Iglesias porque, a su juicio, es “víctima de ataques constantes” por parte de quienes “no respetan los principios democráticos y se benefician de la inestabilidad y de la violencia”. Es preciso señalar que Morales, además de los delitos ya mencionados, se enfrenta a una denuncia en la Corte Penal Internacional de La Haya por delitos de lesa humanidad.

La denuncia le responsabiliza de las muertes de al menos cuarenta enfermos por falta de suministro de oxígeno medicinal debido a bloqueos en carreteras durante unas protestas en agosto pasado en Bolivia, según la Procuraduría General del país.


Por su parte, Correa ha asegurado que el líder de Podemos es “víctima de ataques constantes” por parte de aquellos “a los que no les importa la estabilidad democrática en España, sino tan solo sus mezquinos intereses”.

La Corte Nacional de Justicia de Ecuador solicitó la pasada semana Interpol su arresto, previa notificación roja, que se emite sobre fugitivos buscados para su enjuiciamiento o para cumplir condena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *