'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
La nueva Constitución solo tiene una aprobación del 27%

Se desploma la popularidad del Gobierno de Boric: el 61% de los chilenos lo suspende

El líder de Chile, Gabriel Boric. Reuters
El presidente de Chile, Gabriel Boric. Reuters

La confianza en el Gobierno del izquierdista Gabriel Boric no ha parado en su caída libre desde que este asumió el cargo, el 11 de marzo pasado. La última encuesta de Pulso Ciudadano, realizada durante la primera quincena de mayo, arroja que los niveles de impopularidad del mandatario habrían escalado desde 57,8% al 61,1%, aumentando así en más de tres puntos la desaprobación de su gestión.

Boric, que ganó las elecciones presidenciales con más del 55% de los votos válidos en segunda vuelta hace pocos meses, solo cuenta actualmente con un 24% de respaldo a su Gobierno, de acuerdo a lo reseñado por la firma mencionada.

Nada es al azar. El desplome en la popularidad del joven líder izquierdista que hasta hace poco era considerado la nueva esperanza del socialismo hispanoamericano obedece directamente al empeoramiento de las condiciones de vida que están afrontando los chilenos desde que Boric  asumió el mandato.

Uno de los principales problemas de los que da cuenta la prensa local e internacional por estos días es el del agravamiento de la seguridad ciudadana en el país sudamericano. Esto al punto de que la propia ministra de Defensa, Maya Fernández, fue objeto de un asalto en su residencia esta semana.

En días previos Juan Sutil, el líder de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) de Chile, también fue asaltado en su casa. Todo ello en medio de un contexto en el que los escándalos por el repunte de la criminalidad en los principales centros urbanos del país parecen haber llegado para quedarse, de acuerdo a la Revista Semana.

De hecho, en el estudio adelantado por Pulso Ciudadano se evidencia la preocupación de los chilenos por el desborde de la delincuencia, dado que la inseguridad figura como el principal problema que agobia a los encuestados (45,6% de ellos así lo señaló). A renglón seguido se observa que la inflación y el alza de los precios de los productos son el asunto que preocupa al 36,2% de los consultados en dicho estudio.    

El agravamiento de la situación del país, sumado a la errática conducción que ha tenido la izquierda en la Convención Constitucional ha disparado además por los aires el rechazo que obtendría la nueva Carta Magna de Chile en el referendo que debe realizarse para ver si ésta se termina aprobando o no. Así, el eventual nuevo texto constitucional alcanza actualmente unos niveles de desaprobación del 45,6%, frente a solo un 27,1% de personas que la aprueba y un 27,4% que aún no ha decidido cómo votará.

En una consulta previa la desaprobación de la nueva Constitución había alcanzado el 40,5% y la aprobación rondaba el 29%, con lo que se confirma que el rechazo a la misma ha venido incrementándose a medida que ha ido avanzando el tiempo.

Así las cosas, Chile hoy camina peligrosamente en una cuerda floja que es sostenida por un Gobierno que, a pocos meses de haber asumido, ya ha quedado desnudo en su incapacidad para proveer las soluciones mágicas que había prometido. Boric se ha debilitado en tiempo récord y con él toda una narrativa que vaticinaba un borrón y cuenta nueva que abriría las puertas del paraíso a los chilenos.  

Noticias de España

.
Fondo newsletter