«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Cambio de Tercio

La Economía del Toro

Diego Sánchez de la Cruz es colaborador habitual en prensa escrita, radio y televisión. Además, es director de la consultora Foro Regulación Inteligente, profesor universitario e investigador internacional del Instituto de Estudios Económicos. En clave taurina, participa en las tertulias y debates del canal Toros de Movistar, así como en otros espacios taurinos de medios, como EsRadio. Su proyecto "La Economía del Toro" es una de las cuentas más influyentes del sector taurino en redes como Twitter (+20.000 seguidores). Ha realizado decenas de estudios económicos y estadísticos del sector cultural taurino. Sus escritos taurinos de índole filosófico y artístico han sido reconocidos con el Premio Zumel de Ensayo Literario-Taurino en tres ocasiones.

La Economía del Toro

Diego Sánchez de la Cruz es colaborador habitual en prensa escrita, radio y televisión. Además, es director de la consultora Foro Regulación Inteligente, profesor universitario e investigador internacional del Instituto de Estudios Económicos. En clave taurina, participa en las tertulias y debates del canal Toros de Movistar, así como en otros espacios taurinos de medios, como EsRadio. Su proyecto "La Economía del Toro" es una de las cuentas más influyentes del sector taurino en redes como Twitter (+20.000 seguidores). Ha realizado decenas de estudios económicos y estadísticos del sector cultural taurino. Sus escritos taurinos de índole filosófico y artístico han sido reconocidos con el Premio Zumel de Ensayo Literario-Taurino en tres ocasiones.

Carlos Alcaraz y Juan Carlos Ferrero apoyan al torero Emilio de Justo

27 de junio de 2023

El pasado fin de semana, la ciudad de Alicante fue testigo de un fascinante encuentro. A las puertas de su comparecencia en la Feria de Hogueras, el diestro extremeño Emilio de Justo se reunió con el tenista Juan Carlos Ferrero, que no solamente compartió un buen rato con el torero sino que, además, propició un encuentro digital entre el matador y el número uno del deporte de la raqueta, Carlos Alcaraz. 

Ferrero, que también fue líder del ranking ATP y escribió algunas de las páginas más doradas del tenis español en la primera década del siglo XXI, no quiso perderse la Feria de Hogueras. Además de hacer gala de su afición a los toros, El Mosquito se acercó a Emilio de Justo, que mantiene una estrecha relación con distintas personalidades del mundo del deporte, caso del entrenador de la Selección Española de Fútbol, Luis de la Fuente.   

Además de mantener una animada conversación con De Justo, Ferrero facilitó una videollamada con su pupilo, Carlos Alcaraz, que se encontraba en Londres para disputar el torneo de Queen’s, en el que resultó vencedor. El murciano charló varios minutos con el torero a través del teléfono móvil y ambos se desearon la mejor de las suertes en sus respectivos compromisos. 

Se da la circunstancia de que el último tenista español que había ganado en Queen’s fue el toledano Feliciano López, otro maestro del deporte de la raqueta que se deja ver con frecuencia en los tendidos de las plazas de toros. Esta semana, López puso punto y final a su carrera profesional tras más de dos décadas en la élite del tenis y un récord de participaciones ininterrumpidas en torneos de Grand Slam. 

Para su retirada, que tuvo lugar en el ATP Championship de Mallorca, Feliciano no solo ha querido jugar el cuadro individual, sino que también ha comparecido en el de dobles. Su compañero ha sido Stefanos Tsitsipas, que suele referirse a López como El Matador y El Torero por su conocida afición a la tauromaquia. 

Hay un evidente punto de conexión entre dos disciplinas que comparten más similitudes de las que se podrían imaginar a primera vista. Al fin y al cabo, la dedicación y la superación de obstáculos son sellos distintos del día a día de los toreros y los tenistas. En este sentido, la fortaleza mental y la disciplina son el denominador común de la preparación para las plazas y las canchas. Asimismo, hablamos de una expresión artística y un deporte que comparten otros elementos en común, como la presión que enfrentan sus protagonistas en momentos cruciales. 

A lo largo de la historia, han sido muchos los tenistas que han manifestado su interés por la tauromaquia. Rafael Nadal fue claro afirmando que «los toros forman parte de nuestra cultura» y recientemente se retrató con un capote en la Plaza México. Roberto Bautista es otro apasionado del toreo y ha compartido en sus redes sociales algunas faenas camperas en la finca de su amigo, el ganadero de bravo Daniel Ramos. 

Los toros, al igual que el tenis, requieren un gran esfuerzo en materia de concentración, agilidad y reflejos, amén de una gran dosis de valentía para enfrentar los desafíos que se presentan continuamente. Además, el dominio del espacio y la maestría técnica son ingredientes fundamentales para el éxito en ambos mundos. De igual modo, la elegancia es un aspecto muy valorado por el público del toreo, pero también por los aficionados al tenis. 

Estos encuentros y conexiones entre deportistas de diferentes disciplinas nos invitan a reflexionar sobre cómo la grandeza del toreo y el espíritu deportivo del mundo del tenis son capaces de complementarse. Así, a través del intercambio de experiencias, maestros como Emilio de Justo pueden encontrar inspiración y motivación para alcanzar nuevas metas. De igual modo, grandes deportistas de ayer y hoy, como Juan Carlos Ferrero y Carlos Alcaraz, encuentran en toreros como De Justo un fiel espejo de la importancia del esfuerzo, el tesón, la valentía y la constancia. 

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter