«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Cambio de Tercio

La Economía del Toro

Diego Sánchez de la Cruz es colaborador habitual en prensa escrita, radio y televisión. Además, es director de la consultora Foro Regulación Inteligente, profesor universitario e investigador internacional del Instituto de Estudios Económicos. En clave taurina, participa en las tertulias y debates del canal Toros de Movistar, así como en otros espacios taurinos de medios, como EsRadio. Su proyecto "La Economía del Toro" es una de las cuentas más influyentes del sector taurino en redes como Twitter (+20.000 seguidores). Ha realizado decenas de estudios económicos y estadísticos del sector cultural taurino. Sus escritos taurinos de índole filosófico y artístico han sido reconocidos con el Premio Zumel de Ensayo Literario-Taurino en tres ocasiones.

La Economía del Toro

Diego Sánchez de la Cruz es colaborador habitual en prensa escrita, radio y televisión. Además, es director de la consultora Foro Regulación Inteligente, profesor universitario e investigador internacional del Instituto de Estudios Económicos. En clave taurina, participa en las tertulias y debates del canal Toros de Movistar, así como en otros espacios taurinos de medios, como EsRadio. Su proyecto "La Economía del Toro" es una de las cuentas más influyentes del sector taurino en redes como Twitter (+20.000 seguidores). Ha realizado decenas de estudios económicos y estadísticos del sector cultural taurino. Sus escritos taurinos de índole filosófico y artístico han sido reconocidos con el Premio Zumel de Ensayo Literario-Taurino en tres ocasiones.
Plaza de toros de Tarazona de Aragón.

El ‘milagro’ taurino de Tarazona: de plaza en ruinas a feria de campanillas, en cuestión de meses

21 de septiembre de 2022

Tras una década compleja (2010-2019) y el duro impacto de la pandemia (2020-2021), la tauromaquia ha empezado a describir una prometedora senda de crecimiento en 2022, con datos muy positivos en lo tocante a los festejos programados y las plazas con actividad. Un ejemplo especialmente esperanzador de lo que puede lograr el toreo, cuando el sector avanza con determinación, lo tenemos en Tarazona de Aragón, una plaza que permaneció cerrada durante años y que, de hecho, estaba en ruinas, pero ha reabierto sus puertas con éxito en 2022, tras una ambiciosa reforma y la programación de una ilusionante Feria. 

Nacho Moreno de Terry ha formado parte del equipo que ha protagonizado esta “reconquista” taurina. Según nos explica, “la plaza de toros de Tarazona de Aragón llevaba ya ocho años sin celebrar festejos. Las condiciones del recinto no eran las mejores, y llegó un punto en el que los técnicos municipales denegaron los permisos para organizar espectáculos. Hacía falta una reforma, pero la propiedad no estaba dispuesta a asumir la inversión necesaria”. 

Comparación entre el antes y el después de la plaza.

Ante esta situación, “el empresario Juan José Vera, que es natural de la localidad, dio un paso al frente. Según nos ha contado, un día se planteó la posibilidad de comprar el coso y rehabilitarlo. Primero planteó un proceso gradual, pero acabó pisando el acelerón y coordinó una obra de acondicionamiento que verdaderamente fue milagrosa, puesto que se completó en apenas cuatro meses. En primavera parecía imposible dar toros en verano, pero los avances fueron tremendos y lo que antes era un edificio ruinoso ha vuelto a ser un coso precioso. De hecho, el plan es hacer nuevas mejoras, ampliando las localidades, mejorando los accesos, etc.”.

Comparación entre el antes y el después de la plaza.

“Juan José Vera confió en Luis Garzón y Julio Fontecha para llevar las riendas de la plaza y montar una Feria en condiciones. Con un cuatrimestre por delante, se pusieron en marcha las negociaciones necesarias para organizar una Feria muy rematada. Contratamos a Roca Rey, máxima figura del toreo, así como a Cayetano Rivera Ordóñez, Miguel Ángel Perera, Antonio Ferrera, Juan Ortega, José Garrido, Guillermo Hermoso de Mendoza… Metimos más de tres cuartos de plaza en ambos festejos. Tuvimos que lidiar con las inclemencias del tiempo, porque cayó un gran diluvio sobre Tarazona justo antes de una de las corridas, pero también eso logramos salvarlo”, cuenta Nacho Moreno de Terry.

“Yo me he encargado de hacer el trabajo de promoción. La gente desde el primer momento nos recibió con gran entusiasmo. Me encontré con un pueblo acogedor que se ha volcado con la recuperación de su plaza. Hemos trabajado, hemos luchado y los resultados han sido magníficos. Además de dos corridas, organizamos una novillada, así como un festejo de tauromaquia popular. A eso hay que sumarle conferencias y eventos centrados en la difusión del toreo. Ha sido una apuesta muy trabajada”, explica nuestro entrevistado.

“Las corridas se embarcaron tres días antes y organizamos unas visitas guiadas para que los aficionados que lo deseasen pudiesen ver los toros en los corrales. Han pasado más de mil personas por los corrales, a la gente le encantó ver los animales que se iban a lidiar y conocer de primera mano todo lo referido a las ganaderías que se iban a lidiar, Fuente Ymbro y Núñez de Tarifa. Las visitas corrían a cargo de Emilio Rivero, que fue veedor de Morante y banderillero, y de mí mismo. Ha sido un gran éxito”, confiesa feliz.

“El cartel de la Feria, obra de José Vega, también ha generado una enorme ilusión, porque hemos ilustrado la Feria con el Cipotegato de Tarazona vestido de torero, haciendo el paseíllo en la plaza del Ayuntamiento. Hablamos de un personaje vital en las fiestas de San Atilano, que fueron declaradas de Interés Nacional en 2009. El mensaje era claro: volver. Volver a la vida tras la pandemia, volver a la fiesta del Cipotegato y volver a abrir la plaza de toros de Tarazona de Aragón”, apunta Nacho Moreno de Terry.

Tendidos llenos en la plaza.

“Por la calle, los niños me paraban y me daban las gracias. ‘Gracias por la plaza’, me decían. Obviamente, las gracias habría que dárselas en primer lugar a Juan José Vera, que es un fenómeno y rehabilitó la plaza, así como a Luis Garzón, a Julio Fontecha y a la propia afición local. Pero bueno, los críos me habían visto durante meses al mando de aquello y así me expresaban su agradecimiento por la calle. Fue emocionante. Hemos hecho muy buenos amigos y estamos deseando que llegue 2023. Las peñas también han tenido un comportamiento ejemplar, llenando los tendidos de jóvenes con ganas de disfrutar de sus fiestas y de su plaza. Al final, reabrir una plaza es avanzar, es ganar posiciones, es recuperar la Fiesta de los toros para el pueblo. Esta afición ha calado en nosotros y creo que ellos han salido muy satisfechos de la Feria. El empresario tiene que empaparse de la cultura local, tiene que conocer el pasado y el presente de la ciudad… De esa forma, uno puede ser el apoderado del público y llevar una plaza pensando a largo plazo”, concluye.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter