'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
El torero comparecerá el próximo mes de agosto en Alicante

José Tomás vuelve a los ruedos en Jaén en una tarde que se quedó por debajo de lo esperado

Corrida de José Tomás en Jaén. Europa Press

Tres años después de su última comparecencia, José Tomás volvió a vestirse de luces el 12 de junio de 2022, en la plaza de toros de Jaén. Las casi 11.000 entradas que salieron a la venta para el festejo se agotaron en apenas dos horas, con una altísima demanda que llegó a colapsar la web en la que se despachaban los boletos.

El festejo, organizado por la emergente empresa Tauroemoción que dirige Alberto García, consistió en la lidia en solitario de cuatro toros, dos menos de lo habitual en una corrida al uso. Los astados reseñados para la corrida fueron toros de las ganaderías de Juan Pedro Domecq, Victoriano del Río y Álvaro Núñez.

Con los hoteles llenos, los restaurantes a tope, la expectación desbordada y la reventa por las nubes, José Tomás parecía tenerlo todo a favor. Sin embargo, sus fieles tuvieron que lidiar con un asfixiante calor que llegó a elevar el mercurio hasta temperaturas extremas, por encima de los cuarenta grados centígrados.

Hagamos balance artístico. El primer toro de la corrida, un burraco de Victoriano del Río, fue recibido por el diestro madrileño en los mismos medios, con un ramillete de verónicas que vino seguido de dos medias de remate y una revolera. El quite que siguió a la suerte de varas también tuvo su aquel, con bellas chicuelinas que siguieron aumentando el interés de la faena. Ya en la muleta, mientras sonaba “Suspiros de España”, JT se arrancó por estatuarios y planteó una faena ceñida, citando en corto y conduciendo las embestidas del animal con lentitud y cadencia. Gustó un pase afarolado seguido del de pecho, antesala de una última serie por el pitón derecho. No quiso extenderse y el mal uso de los aceros, con dos estocadas y cinco golpes de verduguillo, le dejó sin premio.

El segundo astado lidiado en el festejo, de Álvaro Núñez, fue más reservón y se terminó parando muy pronto. José Tomás se vio desarmado nada más coger la muleta y no logró templar una embestida compleja que no le permitió armar faena. Abrevió, macheteando al animal, y mató en su segundo intento.

El tercer animal que saltó al ruedo de Jaén, de Victoriano del Río, permitió el lucimiento con el capote, primero por verónicas y después por gaoneras. JT se dejó la montera calada y planteó la faena en terrenos muy comprometidos, con muletazos de enorme compromiso y gran exposición. Tras la estocada, devolvió una oreja protestada por excesiva y se paseó en una vuelta al ruedo.

El cuarto ejemplar con el que se cerró el espectáculo, de Juan Pedro Domecq, permitió un variado quite en los medios y una faena más larga y profunda, nuevamente en la distancia corta y con un aplaudido final por estatuarios. Cortó una oreja tras la mejor actuación de la tarde.

El público asistente, tan fiel a su causa, se quedó con ganas de más y le pidió un sobrero de regalo, petición que JT no atendió. La tarde tuvo momentos de interés, pero ninguna faena llegó a romper y el resultado final se quedó por debajo de lo esperado.

El secretismo de JT

El hermético torero comparecerá nuevamente el próximo mes de agosto en Alicante. De momento, su comparecencia de ayer en Jaén y su cita con el público de la Costa Blanca son las dos únicas fechas que ha comunicado de cara a la presente temporada 2022. Toreo de calidad, sí, pero a cuentagotas.

Es precisamente ese el motivo por el cual José Tomás no solo levanta pasiones entre sus partidarios, sino que también despierta las críticas de críticos y aficionados que consideran que debería aumentar su número de comparecencias y anunciarse en plazas de Primera Categoría, compitiendo con las principales figuras del escalafón.

El secretismo del matador, que se niega a retransmitir sus corridas por televisión, contrasta con la apuesta del actual líder del escalafón, Morante de la Puebla, quien este mismo fin de semana se dejó televisar en abierto, llevando su comparecencia en la plaza de toros de Albacete a los canales autonómicos de Castilla-La Mancha y Madrid. No solo eso, sino que, a lo largo del primer tramo de la temporada 2022, el cigarrero se ha anunciado en treinta festejos y ha comunicado su intención de superar la barrera de las cien corridas toreadas.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter