«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Cambio de Tercio

La Economía del Toro

Diego Sánchez de la Cruz es colaborador habitual en prensa escrita, radio y televisión. Además, es director de la consultora Foro Regulación Inteligente, profesor universitario e investigador internacional del Instituto de Estudios Económicos. En clave taurina, participa en las tertulias y debates del canal Toros de Movistar, así como en otros espacios taurinos de medios, como EsRadio. Su proyecto "La Economía del Toro" es una de las cuentas más influyentes del sector taurino en redes como Twitter (+20.000 seguidores). Ha realizado decenas de estudios económicos y estadísticos del sector cultural taurino. Sus escritos taurinos de índole filosófico y artístico han sido reconocidos con el Premio Zumel de Ensayo Literario-Taurino en tres ocasiones.

La Economía del Toro

Diego Sánchez de la Cruz es colaborador habitual en prensa escrita, radio y televisión. Además, es director de la consultora Foro Regulación Inteligente, profesor universitario e investigador internacional del Instituto de Estudios Económicos. En clave taurina, participa en las tertulias y debates del canal Toros de Movistar, así como en otros espacios taurinos de medios, como EsRadio. Su proyecto "La Economía del Toro" es una de las cuentas más influyentes del sector taurino en redes como Twitter (+20.000 seguidores). Ha realizado decenas de estudios económicos y estadísticos del sector cultural taurino. Sus escritos taurinos de índole filosófico y artístico han sido reconocidos con el Premio Zumel de Ensayo Literario-Taurino en tres ocasiones.

Los toros vuelven a la Monumental de México con un llenazo histórico

29 de enero de 2024

Histórico grito de libertad el que dieron los más de 40.000 aficionados que se dieron cita en la monumental Plaza México. El coso taurino más grande del mundo reabría sus puertas más de 600 días después de la última corrida programada en Insurgentes. El parón de actividad se debió a una controvertida decisión judicial que autorizó una suspensión cautelar a raíz de una denuncia interpuesta por un colectivo animalista. El Tribunal Supremo del país acabó pronunciándose unánimemente contra el cierre, pero la lentitud de la justicia impidió una reapertura más ágil y generó una larga espera.

La previa del festejo estuvo marcada por la violenta protesta de un grupúsculo de antitaurinos radicales que golpearon a los asistentes a la corrida y cometieron diversos actos vandálicos. Además de pintar las paredes del recinto, los animalistas intentaron derribar algunas de las puertas de acceso y dañaron diversas áreas contiguas a la plaza, entre el pánico de algunos asistentes que fueron agredidos. Las fuerzas de seguridad hicieron lo que pudieron para frenar a al turba, pero es evidente que el dispositivo no estuvo a la altura de la situación. De nuevo, queda de manifiesto que el animalismo es una ideología totalitaria e irracional que no duda en actuar de manera violenta con tal de imponer su intolerante discurso.

Ya dentro del recinto, y superada esta lamentable situación, los más de 40.000 espectadores que se dieron cita en el coso gritaron un emocionado «Olé» al comienzo de un paseíllo que sirvió como prolegómeno a un festejo que reunía en el cartel a dos toreros mexicanos, Joselito Adame y Diego Silveti, anunciados junto al diestro peruano Andrés Roca Rey, máxima figura del escalafón a nivel mundial. El encierro seleccionado para la ocasión correspondió a la ganadería de Tequisquiapán.

El balance artístico del festejo no fue el deseado. Joselito Adame escuchó palmas en su segundo y se dejó un triunfo mucho mayor por el mal uso de la espada. Diego Silveti fue ovacionado en su primera actuación, que incluso dejó una petición de oreja. Roca Rey se estrelló con un lote que apenas le dio opciones y acabó escuchando los tres avisos.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter