'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Generalidad quiere sancionar a Custodio Ballester por sus palabras sobre la homosexualidad

La Generalitat ha abierto un expediente sancionador al párroco de la iglesia Inmaculada Concepción de L’Hospitalet de Llobregat, Custodio Ballester, por afirmar que la homosexualidad es «un pecado gravísimo» y ha remitido sus afirmaciones a la Fiscalía de Delitos de Odio.

Ballester podría ser sancionado por la vía administrativa en aplicación de la Ley contra la Homofobia catalana por sus afirmaciones en una homilía. Una norma similar, la Ley contra la LGTBIfobia madrileña, fue la que utilizó hace unos meses el Gobierno de Cristina Cifuentes para multar al director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón por expresar su opinión sobre la ideología de género.

El pasado 24 de junio, durante una misa, el párroco de L’Hospitalet de Llobregat defendió que si los sacerdotes no dicen la verdad, la sociedad acabará pensando que «eso de ser gay está bien, que es guay».

«Sigue siendo pecado ser homosexual por mucho que lo promuevan los poderes públicos», añadió Ballester, que criticó las leyes LGTB que «llevan hacia una dictadura en la que no se puede discrepar».

Ballester ha sido acosado varias veces en L`Hospitalet de Llobregat, donde es párroco. Hace un par de meses, la CUP y el PSC promovieron una concentración en su contra a la que sólo acudió una veintena de personas, según informó La Gaceta. 

El sacerdote ha sido y es acosado por atreverse a procesionar al Cristo de la Buena Muerte con los Caballeros Legionarios en Hospitalet ante el veto del Ayuntamiento, censurar el “mal del aborto” o recordar que el patriotismo es una virtud cristiana”.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter