Papa Francisco: 'El populismo no es la solución al problema migratorio'

El Papa Francisco

En una entrevista concedida a Reuters en exclusiva, su Santidad Francisco ha abundado prolijamente en la cuestión migratoria


A nadie se le escapa que el Papa Francisco no rehuye los pronunciamientos políticos y que es proclive a opinar sobre cualquier tema. Así, estamos acostumbrados a que hable de economía – como, por otro lado, hacían todos sus predecesores -, a que diserte sobre el fenómeno migratorio o a que reflexione, dicharachero, sobre fútbol.
En una entrevista concedida a Reuters en exclusiva, su Santidad ha abundado prolijamente en la cuestión migratoria, una de las que más interés ha despertado en él desde los albores de su pontificado. Así, durante la conversación, se ha afanado en encontrar una solución al problema; una solución que, de acuerdo con él, no pasa por el populismo.
‘El populismo no puede ser la respuesta. Echemos un vistazo a la historia. Europa se hizo con inmigrantes. Echemos un vistazo a la situación actual. En Europa hay un doloroso invierno demográfico. Se quedará vacía’, ha aseverado el Pontífice, quien, en lugar de impeler a los Gobiernos a fomentar la natalidad, les insta a abrir sus fronteras.
En este sentido, el Papa Francisco se ha mostrado convencido de que acoger a los inmigrantes constituye un imperativo moral ineludible: ‘La historia actual es que hay personas que llegan a Europa demandando ayuda. Creo que no se debe rechazar a estas personas. Debes acogerlos, asistirlos, ayudarlos, acompañarlos y después decidir dónde asentarlos. Dentro de Europa, claro’, ha señalado.

Europa, ¿responsable de la pobreza en África?

Para vigorizar sus argumentos, su Santidad ha echado mano de la manida idea de que Europa es responsable de la miseria existente en el Tercer Mundo: ‘La gente está huyendo de la pobreza y de las guerras. Centrémonos en la pobreza. ¿Por qué hay pobreza en África? Porque en nuestra inconsciencia colectiva anida la convicción de que África debe ser explotada. Muchas veces la gente viaja a África con el único propósito de explotarla’, ha afirmado sentencioso el Papa Francisco, quien, asimismo, se ha referido a la necesidad de invertir en los países de origen.
El Pontífice habría conversado con la canciller germana, Angela Merkel, sobre esta delicada cuestión: ‘He hablado con Merkel sobre esto, y ella está de acuerdo conmigo en que debemos invertir en África, pero de una forma ordenada y proveyendo fuentes de empleo, no explotando’, ha manifestado Francisco.
Para concluir, ha vuelto a arremeter contra el ‘populismo’, término que abarca a todas aquellas personas que difieren de algunos de los dogmas sobre los que se asienta el sistema: ‘El populismo no resuelve el problema; lo que lo resuelve es la acogida, el estudio y la prudencia, pues la prudencia es la virtud del Gobierno y el Gobierno debe alcanzar un acuerdo’.
Precisamente es la prudencia – esa virtud que nos ayuda a discernir los medios moralmente adecuados para alcanzar un fin concreto – la que lleva a algunos gobernantes a rechazar la inmigración masiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *