«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ala-pívot hispano-congoleño

Ibaka: «Fue increíble jugar con España, para mí fue un sueño ganar el Eurobasket y casi el oro olímpico»

Serge Ibaka
Serge Ibaka. Toronto Raptors

El ala-pívot hispano-congoleño Serge Ibaka tiene claro que fue «increíble» jugar con la selección española porque para él fue «un sueño ganar el Eurobasket y casi la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres» y que en ningún momento se sintió decepcionado porque en un momento se eligiese a Nikola Mirotic y a no a él.

Ibaka, jugador del Bayern Múnich alemán, pasó por el espacio The Crossover de la Euroliga que conduce el exjugador estadounidense Joe Arlauckas que, entre varias cuestiones, le preguntó por su paso por la selección española. «Casi gano una medalla de oro olímpico, fue increíble, una gran experiencia», recalcó.

El hispano-congoleño no esconde que los Juegos siempre le parecieron «el siguiente nivel» cuando los veía por la televisión en su Congo natal y le quitó importancia a no haber jugado los de Río de Janeiro de 2016, donde el elegido por Sergio Scariolo fue Nikola Mirotic. «En Europa, las selecciones sólo pueden tener un nacionalizado. Tenían a Mirotic también y tuvieron que elegir», indicó.

«No, no, no», replicó Ibaka al ser preguntado si se había sentido decepcionado. «Gané el Eurobasket de 2011, casi gané la medalla de oro en los Juegos, jugué el Mundial (2014). Eso para mí fue un sueño», subrayó.

Por otro lado, sobre su vuelta a Europa tras estar en la NBA desde 2009 a 2023, reconoce que fue «uno de los grandes retos» de su vida y que el culpable fue Pablo Laso. «Le conozco desde que estuve en el Real Madrid por la huelga de la NBA y le conozco como persona y como entrenador. Mi agente me llamó y me dijo que Pablo quería hablar conmigo, y como le tengo mucho respeto como amigo y pensé que por qué no hablar con él», expresó.

«Y antes de hablar con Pablo, recuerdo que mi agente me contó sobre diferentes opciones europeas o ligas, pero le dije no porque quería volver a jugar en NBA. Pero cuando mi agente me llamó y me dijo que era Pablo, no podía decir no a hablar con él. Incluso yo no estaba seguro, no estaba pensando en volver a jugar, pero al menos iba a escuchar lo que tenía que decir por el respeto que le tenía. No sé si este ‘tipo’ tiene un poco de magia, pero pudo cambiar mi opinión», confesó.

Para Ibaka, fue «definitivamente difícil» tomar la decisión de fichar por el Bayern. «Creo que tomé casi una semana, pero lo bueno es que él y el equipo estaban muy pacientes conmigo, eso me ayudó mucho», relató el ala-pívot que bromeó sobre el carácter de vitoriano. «Nadie es perfecto, cuando se enfada, se enfada», señaló.

«Es un entrenador muy estricto, como todos los entrenadores aquí en Europa, pero también le gusta dejar que el jugador juegue con un poco de libertad también, entiende un poco la diferencia y el equilibrio», añadió sobre el entrenador vasco.

Finalmente, Serge Ibaka resaltó el conjunto alemán va «partido a partido» en una Euroliga en la que están a un partido del Play-In a falta de seis jornadas. «La Euroliga es una gran competición, es una locura, pero es divertida», advirtió.

TEMAS |
.
Fondo newsletter