«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
entraron en una empresa de aceite para convertirla en inmobiliaria

Rubiales y sus directivos de la RFEF inscribieron la sede de la empresa de las mordidas en un edificio ruinoso

Rubiales y sus directivos de la RFEF inscribieron la sede de la empresa de las mordidas en un edificio ruinoso. Imagen de archivo, Europa Press.
Rubiales y sus directivos de la RFEF inscribieron la sede de la empresa de las mordidas en un edificio ruinoso. Imagen de archivo, Europa Press.

La Guardia Civil investiga la posible creación de un entramado societario por parte de Luis Rubiales y sus directivos cuando era presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Analizan si canalizaban supuestas mordidas cobradas a la constructora Gruconsa. Los investigadores también creen que tras salir de la RFEF inició varios negocios para «continuar recibiendo beneficios aparentemente no justificados».

Entre las empresas señaladas por las autoridades se encuentra GRX Export PRO, creada en un inicio para actividades relacionadas la exportación de aceite. Al entrar Luis Rubiales y sus directivos, pasó a dedicarse al sector inmobiliario. Así consta en un informe de la UCO de 2022, aportado al procedimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Majadahonda.

En GRX Export Pro SL figuran Rubiales, Tomás González Cueto, excomisionado de control externo de la RFEF y Pedro González Segura, exdirector jurídico de la Federación. También José María Timón, jefe de gabinete de Rubiales o Antonio Gómez-Reino, director de relaciones institucionales.

Los dos últimos fueron apartados de sus funciones después de que la Fiscalía les pidiera cárcel por presuntas coacciones a la jugadora Jennifer Hermoso. La empresa se creó en 2021, pero en 2022 «personas vinculadas a la RFEF» compraron parte del capital. En el «último mapa accionarial» consta que Rubiales y González Cueto acumulan cada uno el 21,25% de las acciones, por ejemplo.

La Guardia Civil subraya que el mismo día del cambio tuvo lugar una ampliación del objeto social. «Las nuevas actividades incluyen la compraventa y el alquiler de inmuebles por cuenta propia, así como la construcción de edificios residenciales». También que «en solo 10-12 días», las sociedades de Albert Luque y la mujer de Francisco Javier Martín Alcaide —conocido como Nene y amigo de Rubiales—, adquirieron valores de la mercantil.

Además, Vozpópuli desvela que tras la entrada de Rubiales y sus socios, la residencia de la empresa en diciembre de 2022 pasó a un establecimiento abandonado. «Un edificio ruinoso cuyas características imposibilitan el ejercicio de actividad económica alguna», detallan los investigadores.

.
Fondo newsletter