«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
dos de cada tres trabajadores sí creen que es posible

El 73,5% de las empresas y el 61,46% de los autónomos consideran inviable la jornada de cuatro días

El presidente de ATA y vicepresidente de CEOE, Lorenzo Amor, interviene durante la clausura de la Asamblea ordinaria de ATA. Europa Press

Siete de cada diez (73,51%) empresas españolas no ven viable la implantación de la jornada de cuatro días, una opinión que comparten el 61,46% de los autónomos, según se refleja el nuevo informe de Infoempleo y Grupo Adecco.

Estas cifras contrastan con la opinión de los trabajadores, ya que para dos de cada tres (el 66,59%) sí es posible la implantación de la jornada de cuatro días con mantenimiento de salarios, porcentaje que cae al 50,69% en el caso de los desempleados.

En el ‘Infoempleo Adecco: Oferta y Demanda de Empleo en España’ se destaca que el 41,53% de las organizaciones encuestadas argumenta una falta de margen de beneficio para mantener los salarios con mejor jornada, mientras que trabajadores y desempleados que no ven posible la jornada de cuatro días consideran que la razón se debe sobre todo a que las empresas no están por la labor de asumir esa jornada.

Otras razones que las compañías encuestadas dan para no implantar la jornada de cuatro días son la falta de margen de productividad para amortizar una jornada a la semana (27,97%) y la imposibilidad de cubrir la jornada del quinto día con otros trabajadores a tiempo parcial (18,64%).

La intención de contratar sube respecto a 2022, pese al pesimismo

Por otro lado, la encuesta de Adecco e Infoempleo revela que la mitad (50,99%) de las compañías dice que mantendrán sus plantillas tal y como están ahora, mientras que un 31,79% se plantea realizar nuevas contrataciones durante 2023, lo que supone un 2,2% más que el año anterior, pese a que seis de cada diez empresas (60,93%) cree que la evolución del empleo será peor que en 2022 y solo un 6,62% confía en que las cosas irán a mejor en los próximos meses.

Respecto a los despidos, el 11,92% de las compañías consultadas declara que hará despidos, un 3,97% hará recortes salariales y el 1,32% restante dice que solicitará entrar/ampliar en ERE o en ERTE.

Por otro lado, un 69,54% de las empresas teme que el incremento de los costes pueda llegar a suponer un grave peligro para la continuidad de su compañía, un 62,91% cree que tendrá problemas a causa de la crisis energética, y un 41,06% teme que no se reactive el consumo a causa de la inflación.

En el caso de los trabajadores, el empleo se ve con más optimismo, ya que más de la mitad (51,97%) de los consultados dice que no teme quedarse sin empleo durante 2023, pero un 43,58% cree que el mercado laboral evolucionará a peor en el presente año, mientras que un 36,85% espera que sea similar a lo vivido en 2022, y tan solo un 19,57% cree que será mejor.

El edadismo laboral crece en España

Un 41,95% de los profesionales que buscan trabajo piensan que tienen pocas posibilidades o ninguna de encontrarlo y, entre las principales razones que argumentan, un 40,66% de los desempleados asegura que la edad sigue siendo el principal obstáculo al que tienen que enfrentarse, una opinión que compartía el 29,70% en 2020.

El 13,28% cree que el estado general de la economía es una gran barrera para alcanzar su objetivo de encontrar empleo en 2023, mientras que un 11,90% piensa que las empresas no buscan perfiles como el suyo, y un 7,16% opinan que les falta experiencia.

Flexibilidad y retribución para atraer talento

En el informe también se destaca que un 43,71% de las compañías considera que ofrecer horarios flexibles puede ser una de las medidas más eficaces tanto para salir de la crisis como para mejorar su competitividad, y un 31,13% cree que ofrecer una retribución variable sería también una buena medida para atraer talento, así como una mejora sustancial de las condiciones de trabajo (24,50%) y ofrecer la posibilidad de teletrabajar (21,85%).

Otras fórmulas que citan como válidas para mejorar su competitividad en el futuro es la contratación temporal directa (32,45%) y la contratación a tiempo parcial (17,22%).

Se reduce el teletrabajo

En cuanto al teletrabajo, un 66,23% confirman que actualmente no facilitan a sus empleados la posibilidad de teletrabajar y, de ellas, un 31,79% esgrime como motivo que la naturaleza de su actividad no les permite utilizar esta fórmula.

Respecto a los trabajadores, un 72,69% confirman que durante 2022 su empresa ya no les ha facilitado la posibilidad de teletrabajar, mientras que un 27,31% sí han contado con esta opción.

La opción del trabajo presencial también gana en el caso de los autónomos (60,94%) frente al remoto (39,06%) y la razón principal que dan es que prefieren ir al centro de trabajo para socializar y poder conocer personalmente a los clientes (67,52%).

.
Fondo newsletter