«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el parón de la construcción también ha afectado al sector público

El crédito para construir viviendas alcanza su peor cifra desde 1998

Edificios en construcción. Europa Press.

El crédito para construir pisos alcanza su peor cifra desde 1998, no porque aquel fuera un terrible año para la construcción, sino porque en esa fecha el Banco de España comenzó su actuales series históricas. Según los últimos datos publicados por el banco central, el peso del crédito a la industria y al sector inmobiliario apenas alcanza el 6,5% del PIB, una cifra ridícula en comparación con el 41,91% de hace dos décadas.

Según estos mismos datos, resulta significativo que 15 años después del fin de la burbuja inmobiliaria, la inversión a la construcción continúe descendiendo. Más si cabe que hace unos años, antes de la pandemia, el crédito alcanzó casi el 10% respecto del PIB, tres puntos por encima de la cifra actual. Así, aunque la población ha continuado creciendo, la construcción de nueva vivienda se ha mantenido en mínimos.

Y cada vez a peor, claro. El crédito destinado a la construcción de viviendas cayó en 2021 a ritmos del 3,3% en tasa interanual. Y sólo un año después, el ritmo de descenso se incrementó hasta el 5,9%, hasta llegar a la cifra de 7,3% durante el último trimestre del año pasado.

El parón de la construcción ha afectado al sector público como promotor de vivienda social y también al sector privado, cuyas inversiones cada día se alejan más del ladrillo. El esfuerzo teórico por acceder a una vivienda alcanzará pronto el 40%. El dato es relevador: a mayor demanda, la oferta no para de bajar, y durante el primer semestre de 2022 se calificaron un 25% menos de vivienda que el año anterior. Todo parece indicar que la evolución negativa continuará.

.
Fondo newsletter