«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
AUNQUE APUESTA POR MANTENER ÍNTEGRA LA PARTIDA PARA UCRANIA

El Gobierno de Sánchez pide a Bruselas recortar en 30.000 millones la aportación que pide para el presupuesto UE

Sánchez y Von der Leyen en una imagen de archivo. Europa Press.
Sánchez y Von der Leyen en una imagen de archivo. Europa Press.

España ha propuesto al resto de países de la UE rebajar a la mitad las aportaciones que pide la Comisión a los Estados miembro para el presupuesto comunitario de los próximos cuatro años de 66.000 a 36.000 millones, aunque se mantendría intacto el fondo de 50.000 millones para Ucrania.

El documento propone reducir el Marco Financiero Plurianual (MFP) para el periodo entre 2024 y 2027 de los 99.000 millones planteados por el Ejecutivo comunitario a 84.000 millones, mientras que el dinero ‘fresco’ se recortaría de 65.800 millones a 51.000, a lo que se suman también otros 33.000 millones en forma de préstamos a Ucrania.

España busca así hacer concesiones a aquellos países más reticentes a hacer desembolsos extraordinarios para el presupuesto y a la negativa de Hungría de destinar fondos a Ucrania para desbloquear el debate de cara a la próxima reunión de líderes que se celebrará en Bruselas el 14 y 15 de diciembre.

Para rellenar ese hueco presupuestario, plantea redirigir un total de 15.000 millones de planes ya existentes y con otra partida extra de entre 15.000 y 17.000 millones que espera obtener de ingresos estimados de los activos rusos congelados.

Sin embargo, fuentes diplomáticas han mostrado reservas sobre la propuesta, ya que consideran que, pese a la intención de España, no se basa realmente en lo que quieren los Estados miembro y se percibe más bien como una «lista de deseos» de la presidencia.

Asimismo, critican que el dinero procedente de los activos rusos congelados se base en cálculos potenciales, ya que la propuesta de Bruselas al respecto no se prevé hasta el próximo 12 de diciembre y, en todo caso, solo podría destinarse a la reconstrucción de Ucrania.

A falta de concretar los despliegues propuestos y de confirmar de dónde puede venir el dinero, algunas delegaciones han subrayado que la «máxima prioridad» sigue siendo el fondo de ayuda para Ucrania, mientras que acceden a recortes en otros ámbitos.

Según el texto de la presidencia, el montante destinado a migración menguaría de los 12.500 millones iniciales propuestos por Bruselas, a 10.500 millones; de 10.000 a 7.000 millones para la Plataforma de Tecnologías Estratégicas (STEP, por sus siglas en inglés), que busca promover la competitividad a largo plazo de la UE, y de 18.900 a 15.000 millones los recursos destinados al pago de intereses de la deuda comunitaria.

.
Fondo newsletter