'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
AVANZA PÉRDIDAS DE 25 MILLONES

El sector de la cerámica alerta de su ruina tras el bloqueo comercial de Argelia

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. Europa Press

Argelia negó esta semana que vaya a retomar las relaciones comerciales con España y manifestó que las decisiones económicas, en particular las relativas a las relaciones de socios comerciales, son exclusivas del Estado, no de organizaciones profesionales como la Asociación de Bancos y Entidades Financieras (Abef), que aseguró que se iban a desbloquear las operaciones bancarias.

Argel dijo que la Abef es una asociación profesional que defiende los intereses de sus miembros y manifestó que esta organización «no puede sustituir a las instituciones estatales encargadas de las finanzas, la economía y el comercio exterior». «La comunicación sobre una supuesta retirada de Argelia en sus relaciones comerciales con España son erróneas», agregó.

El bloqueo comercial de Argelia ha tenido consecuencias en el sector energético y también en la industria de la cerámica española. El sector de los esmaltes cerámicos no puede comerciar con su segundo mercado de exportación y ya avanza pérdidas de 25 millones de euros, según recoge el diario El Mundo, que cita a la Asociación Nacional de Fabricante de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (ANFFECC).

Ante la ruptura por parte de Argelia de las relaciones comerciales, la ANFFECC ya reclamó «una intervención diplomática por parte de la Administración» y recordó la importancia del país magrebí para el sector. «La medida nos perjudica directamente, no solo por la importancia de Argelia entre nuestros mercados exteriores, sino porque nos sitúa en indefensión con respecto a otros competidores internacionales que no tienen que afrontar esta situación sobrevenida, fruto de tensiones diplomáticas que resultan incomprensibles», afirmó.

En abril, la asociación ya alertó en un comunicado de la merma en la rentabilidad debido a los continuos incrementos de costes de la energía, las materias primas, los transportes, los combustibles, los materiales, etc, y subrayó que «los márgenes de algunos productos eran ya muy estrechos y se mantenían por la compensación de otros con mayor valor añadido. «Pero ahora es difícil mantener la rentabilidad incluso de estos últimos, por lo que la situación es realmente complicada», concluyó.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter