«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
reclaman bonificaciones al empleo para los empresarios agrarios

Los agricultores advierten de que la subida del SMI es «inasumible» y puede tener consecuencias en el precio de los alimentos

Foto de archivo de un agricultor. Europa Press

Asaja ha considerado «inasumible» la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), tras el acuerdo alcanzado este viernes entre el Gobierno y los sindicatos, para el sector agrario, por lo que ha reclamado bonificaciones para los empresarios para poder asumirlo, según informa en un comunicado.

En concreto, la organización agraria ha recordado que en los últimos cinco años los costes salariales en el campo han generado un «impacto dramático» en las cuentas de las explotaciones, a lo que se ha sumado el aumento de precio de los ‘inputs’ de producción y unos precios de venta que no compensan estos incrementos.

«Desde Asaja no nos negamos a que se suba el SMI a los trabajadores, pero reclamamos apoyo para que el sector agrario pueda asumirlo, es decir, el establecimiento de bonificaciones al empleo para los empresarios agrarios, como así lo han reclamado las organizaciones empresariales (CEOE y Cepyme) en las reuniones celebradas entre el ministerio de Trabajo y los agentes sociales», subrayan desde la organización agraria.

Asaja ha alertado de que la situación de agricultores y ganaderos en «es muy preocupante», tras unos años de dura sequía que ha mermado las cosechas y de ejercicios de encarecimiento de todos los bienes de producción (semillas, piensos, abonos y combustibles) y con unos precios de venta que no permiten repercutir costes que están provocando el cierre de explotaciones.

Asaja ya advirtió en febrero del pasado año sobre el impacto que las subidas del SMI estaban teniendo en el empleo agrario. En 2022, el alza de los costes salariales, unido a los «nefastos» efectos de la reforma laboral, hicieron caer el empleo en el campo en 86.900 trabajadores. En 2023, sólo en el tercer trimestre el número de ocupados en el sector bajó en 34.000 personas respecto al año anterior. «Esta última subida agravará, inexcusablemente, la tendencia de reducción de empleo en el sector», han advertido.

Por último, Asaja ha subrayado que el nuevo incremento del SMI podría tener consecuencias sobre el precio de los alimentos, algo que el Gobierno está intentando combatir con la reciente prorroga de la bajada del IVA para algunos productos básicos de la cesta de la compra.

TEMAS |
.
Fondo newsletter