«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Arran, la guerrilla urbana próxima a la CUP, preparada para dar el golpe en Cataluña

Los jóvenes radicales de Arran planean el empleo de la violencia para ayudar en la causa separatista. Sus acciones serán más llamativas tras la celebración de la próxima diada

Arran es un grupo juvenil separatista catalán que lleva años aumentando su nivel de violencia. Se preparan para el momento en el que algún político separatista decida la separación de Cataluña del resto de España para poder ejercer la violencia que consideren necesaria en favor del separatismo. Son el colectivo separatista de jóvenes más numeroso y, aunque las fuerzas del orden y los analistas políticos insisten en su vinculación con la CUP y los describen como sus juventudes, ellos insisten en que son dos organizaciones independientes.

El grupo Arran nació en 2012 como una unión de varios grupos juveniles separatistas con presencia en las comunidades autónomas de Cataluña, Baleares y Valencia. Por aquel entonces no superaban los 600 militantes y sus acciones se limitaban a concentraciones y pintadas contra formaciones políticas denominadas constitucionalistas.

Desde mayo de 2016, el cambio fue apreciable por los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. A raiz de los incidentes en el barrio de gracia tras el desalojo del banco ocupado por antisistemas, la presencia de Arran se hizo muy clara dirigiendo las protestas y los ataques contra los agentes de la policía autonómica catalana que acudieron a restablecer el orden.

Por aquel entonces, Arran contaba con poco más de mil militantes, pero se encontraban radicalizados y organizados jerárquicamente. Esto les permite actuar rápido y con contundencia. Además, su presencia o contacto con gran cantidad de casas ocupadas les permite tener el soporte de grandes redes de colaboración.

Los ensayos durante el pasado verano

Muchos de los ataques contra los intereses turísticos, especialmente en Cataluña y Baleares, han sido realizados por los integrantes de Arran. Han abandonado los actos simbólicos contra los partidos a los que señalan como sus enemigos -recordemos que en marzo pasado intentaron asaltar la sede del PP en Barcelona- para cometer actos de boicot contra intereses turísticos. Unas acciones que se apresuraban a colgar en las redes sociales.

Todos hemos visto vídeos de los destrozos cometidos en un autobús turístico de Barcelona, de los destrozos de las bicicletas de alquiler de la misma ciudad. El ataque contra instalaciones y embarcaciones del puerto deportivo de Palma de Mallorca,…

Todo ello se encuentra en el marco de una supuesta campaña contra el turismo, pero la realidad es que son los ensayos de un grupo, Arran, que cada vez se vuelca más hacia la violencia y que amenaza con seguir con este tipo de acciones.

Pero no se van a quedar aquí. Fuentes policiales consultadas por La Gaceta confirman que entre las acciones que los miembros de Arran planean cometer en defensa de la ruptura de España se encuentran muchas de las que llevamos viendo en los últimos años y que se caracterizan por su violencia extrema.

Las fuerzas del orden tienen constancia de que se preparan en técnicas de guerrilla urbana, unas técnicas que han ensayado en sus ataques contra intereses turísticos este verano. Y del mismo modo aseguran que tendrían planificada la entrada y ocupación de edificios oficiales en caso de una declaración unilateral de independencia.

Entre la documentación incautada este verano a algunos de sus miembros se encuentran planes para grandes concentraciones permanentes que emularían al 15-M, todo ello reclamando la separación de Cataluña del resto de España. Y para sus planes cuentan con el apoyo del extenso movimiento ocupa de Barcelona, protegido por la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau.

Las fuentes policiales consultadas por este diario coinciden en señalar que, tras la celebración de la diada el próximo 11 de septiembre, las acciones de Arran y otros grupúsculos radicalizados que se les sumarán, serán cada vez más frecuentes y violentas y no descartan que entre éstas se produzcan asaltos a centros simbólicos de Barcelona y el resto de las capitales de provincia catalanas.

Manifestaciones en Barcelona

Este jueves volverá a quedar clara la vinculación entre la CUP y los jóvenes violentos de Arran. El partido político ha convocado cuatro concentraciones ante las sedes de las delegaciones del Gobierno en las cuatro provincias catalanas.

La convocatoria cita a las 11 de la mañana a “una acción política reivindicativa”. Las redes sociales ya se han movilizado y destacados miembros de Arran en las cuatro provincias ya se han sumado a la convocatoria, como aseguran a este periódico miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Estas concentraciones pretenden servir de presión a la sesión que, entre el miércoles y el jueves, debate en la cámara regional catalana la denominada ley del referéndum de autodeterminación. El nombre con el que pretenden echar a andar la ruptura de la unidad de España desde las instituciones de esa comunidad autónoma.

Leer más…

La Fiscalía alerta del resurgir del terrorismo de extrema izquierda

La extrema izquierda, cada vez más violenta

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter