«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el periodista de la ser estudió en el ceu de montepríncipe

Bob Pop arremete contra la educación privada y católica tras estudiar en un colegio privado católico

El escritor, guionista y crítico Bop Pop en la presentación de un libro. Europa Press.

Hace unos meses Bob Pop arremetió contra Santa Teresa de Calcuta. El periodista Roberto Enríquez Higueras, que así se llama, utiliza cada semana los micrófonos de La Ser, en el exitoso programa de Angels Barceló Hoy por Hoy, para esparcir su odio. Si en aquella ocasión aprovechó su sección para criticar la santidad de una de las mujeres más importantes del siglo XX, esta semana Bob Pop ha querido defender el adoctrinamiento y, al mismo tiempo, atacar la educación privada y concertada.

En su espacio radiofónico —«Gente mal que hizo cosas bien»—, Roberto Enríquez dijo primero que Santa Teresa «era más mala que la quina, vendía niños y era una chunga». Y esta semana ha aprovechado los micrófonos para defender su «antídoto contra el odio»: «Hacer de la educación pública obligatoria y erradicar la educación privada o concertada».

Para Bob Pop, el adoctrinamiento en la educación pública debería ser obligatorio «desde prescolar hasta la universidad, y que no haya alternativas privadas de pago». «Esos colegios son criaderos de élites, de burbujas con paredes opacas». Sus declaraciones son más coherentes que nunca, puesto que La Gaceta ha localizado el colegio en que estudió. Bob Pop habla con conocimiento de causa dado que cursó sus estudios en un colegio privado y católico: «Fui al CEU de Montepríncipe, donde tuve unos profesores maravillosos», declaró en una entrevista.

En sus declaraciones, Enríquez explicó que la privada es «un lugar al que se lleva los retoños o a que hagan contactos para el futuro o a que no se relacionen con gente que los papás creen que no deben relacionarse. Pues toda esa simiente de odio se erradicaría si fuésemos a un colegio o a un instituto público. La escuela pública está para adoctrinar», ha asegurado.

Precisamente Bob Pop es protagonista de esa «simiente de odio» de la que habla, tal y como señala de los alumnos de la educación privada. Así, no sólo ha arremetido contra la concertada sino, de nuevo, contra la fe católica. En alusión al concierto del grupo católico Hakuna, que reventó el Wizink, ha declarado: «Da mucho susto. Se empieza canturreando y se acaba poniendo hogueras e incendiando cruces». «En cuanto alguien considera que su dios le ha elegido para lo que sea, mal vamos», ha zanjado.

+ en
.
Fondo newsletter