«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El desolador testimonio de un agente que participó en la búsqueda de Gabriel

Los investigadores del caso del niño Gabriel mantuvieron la esperanza de que el pequeño estuviera retenido y con vida, aunque las pesquisas apuntaban lo contrario.

Así lo ha expresado a Efe uno de los investigadores, que ha subrayado el gran equipo que han formado los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) con los de la Guardia Civil de Almería.
Ha dicho que los guardias civiles querían creer que Ana Julia Quezada, que este martes ha confesado el crimen tras haber sido detenida el domingo, tenía retenido a Gabriel junto con algún colaborador para obtener un rescate.
No obstante, las investigaciones y su propia experiencia profesional les indicaban lo contrario.
Por desgracia, el niño estaba muerto, ha continuado el agente, que ha resaltado el cariño y la confianza que han querido transmitir a la familia desde el primer momento.

Ana Julia confiesa

Ana Julia Quezada, detenida como presunta autora de la muerte de Gabriel Cruz, ha confesado ante la Guardia Civil que, durante una discusión, golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió.
La confesión se ha producido en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, donde Quezada ha prestado declaración durante casi dos horas ante los agentes de la investigación, a quienes también les dijo que había cometido el crimen ella sola.
Ha sido entonces cuando ha reconocido que durante una discusión con el pequeño el mismo día de su desaparición, Gabriel la agredió y ella respondió con un fuerte golpe con la parte roma de un hacha. La autopsia muestra signos de que el pequeño murió por estrangulamiento.
Quezada pudo actuar movida por los celos al rechazar el padre del pequeño irse con ella a su país, República Dominicana, donde quería instalarse, según la hipótesis con las que se trabaja en la investigación.
Tras su confesión, la presunta autora de la muerte del hijo de su pareja, ha vuelto a ser trasladada a la localidad de Rodalquilar, en Níjar (Almería), para una reconstrucción de los hechos dirigida por los agentes que coordinan la investigación de la Guardia Civil y esta previsto que la arrestada pase mañana a disposición judicial.
Todo indica que la Guardia Civil tiene previsto actuar en este punto y en otros como el vertedero donde presuntamente habría tirado la ropa del niño tras su desaparición.
Leer más…

Ana Julia Quezada confiesa que mató a Gabriel de un golpe y lo asfixió

'El Señor tiene a Gabriel junto a Él y sus ángeles'


 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter