«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Le arrancó mechones de cabello, le fracturó la nariz y le causó heridas significativas en las cejas

Detenido un marroquí en Tenerife por agredir sexualmente a una mujer y herir de gravedad a otra

La Policía Nacional arrestando a un hombre | Imagen de archivo

El incidente ocurrió en la madrugada del pasado sábado, específicamente en la zona de la Avenida de La Trinidad, ubicada en el centro urbano de La Laguna (Tenerife). Un grupo de personas había salido de una conocida discoteca de la ciudad después de que interviniera el personal de seguridad del establecimiento. Al parecer, el joven marroquí, en un acto de acoso, tocó las nalgas de una de las víctimas. Ante esta situación, una amiga de la agredida intervino con la intención de evitar que la agresión sexual continuara.

Según varios testimonios, la intervención de la amiga provocó la furia del agresor, quien, en un arranque de violencia, la golpeó repetidamente en el rostro. La brutalidad de la agresión fue tal que le arrancó mechones de cabello, le fracturó la nariz y le causó heridas significativas en ambas cejas, una de las cuales requirió varios puntos de sutura. Además, la joven sufrió golpes en los labios y en otras partes de la cara.

La gravedad de las lesiones obligó a que la víctima fuera trasladada inicialmente al centro de salud de San Benito. Sin embargo, debido a la complejidad de las heridas, se consideró necesario su traslado al Hospital Universitario de Canarias (HUC) para recibir un tratamiento más especializado. Tras ser dada de alta del hospital, la afectada presentó una denuncia formal en la Comisaría de la Policía Nacional de La Laguna, detallando los hechos ocurridos y señalando al agresor.

La intervención del personal de seguridad de la discoteca fue crucial para evitar que la situación escalara aún más. Sin embargo, la rápida reacción de los agentes policiales permitió la detención del presunto agresor, quien ahora se enfrenta a cargos por un delito de lesiones graves. La comunidad local se ha mostrado conmocionada por los hechos, subrayando la necesidad de reforzar las medidas de seguridad y protección en las zonas de ocio nocturno para prevenir situaciones similares en el futuro.

El caso ha suscitado una gran preocupación entre los residentes de La Laguna, quienes demandan una mayor vigilancia y un endurecimiento de las sanciones para los delitos de este tipo. La Policía ha reiterado su compromiso con la protección de los ciudadanos y ha instado a cualquier persona que haya sido testigo de la agresión a que aporte su testimonio para fortalecer la investigación.

+ en
.
Fondo newsletter