«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
en aguas cercanas al Peñón de Gibraltar

El Gobierno denuncia a la Royal Navy por «hostigamiento» a buques españoles

Efectivos de la Armada Española en un despliegue militar. Europa Press.

El Gobierno de España ha denunciado a la Royal Navy británica por «hostigamiento». A comienzos del pasado mes de octubre, varias embarcaciones británicas acosaron al patrullero de la Armada Isla de León, en el transcurso de unas maniobras. El hostigamiento se produjo en las aguas cercanas al Peñón de Gibraltar, según ha explicado el Ministerio de Exteriores.

En particular, el diputado Pablo Hispán preguntó por este suceso al ministro Albares, cuya respuesta escrita, tramitada a través del Congreso de los Diputados, reconoce la «violación del paso inocente». El patrullero HMS Cutlass, de la Royal Navy, dificultó las maniobras del Isla de León, impidiendo por tanto derecho reconocido por «la Convención de las Naciones Unidas del Derecho del Mar».

En concreto, el patrullero británico impidió el paso al buque de la Armada española, cortando ilegalmente su navegación en las aguas próximas al Peñón de Gibraltar. Pocas semanas antes ya se habían registrado algunos episodios similares, que involucraron a otros buques de bandera española.

Un impedimento que otras veces afecta a barcos comerciales pero que en esta ocasión perjudicó a un patrullero de la Armada con base en Ceuta. La misión principal del buque Isla de León consiste en controlar el mar territorial de esas aguas, así como vigilar el tráfico de mercancías o la inmigración ilegal.

La maniobra implicó cierta dificultad puesto que el Isla de León tiene 31 metros de eslora y 6 de manga. Según fuentes de la Armada Española, la dotación habitual del patrullero es de diez efectivos, armados con fusiles, escopetas y una ametralladora browning de 12,7 mm.

+ en
.
Fondo newsletter