«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El Ejecutivo de Sánchez pretende lanzar una TDT que acabe con las críticas al presidente

El Gobierno presiona a Prisa para lanzar una televisión nacional que imponga su relato

PRISA celebra su Junta General de Accionistas

El Gobierno ha comenzado a movilizar todos sus recursos para presionar al presidente de Prisa, Joseph Oughourlian, a aceptar la propuesta de su director de contenidos, José Miguel Contreras, de crear una televisión en abierto de alcance nacional que se pueda ver a través de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Según ha adelantado THE OBJECTIVE, Moncloa considera este proyecto esencial para brindar apoyo mediático al Ejecutivo y a Pedro Sánchez.

Contreras, mano derecha de Prisa Media y asesor mediático de Sánchez, presentó recientemente el plan a los altos mandos de la compañía —incluyendo a Oughourlian— generando serias dudas sobre la viabilidad del proyecto, dado que implicaría el regreso a la televisión en abierto tras 15 años desde que Prisa vendiera Cuatro a Telecinco por 1.000 millones.

Sin embargo, la situación actual del mercado televisivo es muy distinta de su época dorada. La multiplicación de canales y el alto coste de poner en marcha una señal en abierto hacen que la inversión sea difícil de recuperar a medio plazo. La delicada situación financiera de Prisa añade más incertidumbre, lo que ha llevado a su directiva y a su presidente a mostrarse reacios a aprobar el proyecto.

No obstante, Contreras ha solicitado apoyo a Moncloa, argumentando los beneficios de que Prisa, el grupo mediático más cercano al Gobierno, tenga su propia televisión. Esta cadena podría apoyar las políticas del Ejecutivo, servir como un altavoz efectivo y complementar a TVE y Telecinco para contrarrestar a Antena 3, más crítica con el Gobierno.

Desde Moncloa ya han comunicado a Oughourlian y al consejo de administración de Prisa la conveniencia del proyecto, y se espera que se vote antes del verano. Si se aprueba, Andrés Varela Entrecanales, dueño del 7% de Prisa y de la productora The Pool, probablemente apoyará el plan. Sin embargo, la decisión final recaerá en Oughourlian, cuya postura podría ser decisiva.

El plan de Contreras, adelantado por El Independiente, se centra en un canal principalmente informativo, con sinergias con las redacciones de El País y Cadena Ser, y programas de entretenimiento proporcionados por La Coproductora y otras productoras cercanas a Contreras.

Contreras también tiene la opción de alquilar una frecuencia a Unidad Editorial, que actualmente alquila una de sus frecuencias de Veo TV a Mediapro para emitir Gol. Este contrato, que cuesta entre tres y cuatro millones de euros anuales, está cerca de expirar.

Sin embargo, la situación financiera de Prisa complica el proyecto. Montar una televisión en abierto podría costar entre diez y doce millones de euros al año. A esto se suma el pago del transporte de la señal, cercano a los cuatro o cinco millones de euros.

Los ingresos tampoco son alentadores. En 2023, las televisiones en abierto ingresaron 1.480 millones de euros en publicidad, una caída del 2,6% anual, con el 85% de estos ingresos acaparados por Atresmedia y Mediaset.

Además, la capacidad inversora de Prisa es limitada. La compañía tiene una deuda de 832,3 millones de euros, por la que pagó 86,6 millones en intereses en 2023, y una valoración en bolsa de apenas 407 millones.

+ en
.
Fondo newsletter