«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El PSOE cree que la moción prosperaría si acto seguido se convocan elecciones

Los de Sánchez, que cuenta ya con el aval de al menos tres federaciones, reconocen que sería »difícil» para su partido no intentar derrocar a Rajoy.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, propondrá este viernes a la ejecutiva federal presentar una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como respuesta política a la sentencia del caso Gürtel.
Antes de informar al órgano ejecutivo de la formación, el grupo parlamentario socialista ha registrado en el Congreso la iniciativa para derrocar a Rajoy.
Fuentes socialistas recuerdan que es «dificilísimo» que la moción prospere, salvo con un pacto para que inmediatamente después se convoquen elecciones -lo que podría beneficiar sobre todo a Cs-, pero reconocen que también es «difícil para el PSOE no intentarlo», porque Podemos «lo volvería loco».

Las dos posibilidades para que prospere

Para que la moción salga adelante es necesario el respaldo al menos de 176 diputados: los del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV y PDeCAT o los del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, pero por el momento solo Unidos Podemos se ha mostrado dispuesto a secundarla.
A pesar de la dificultad para que prospere, Sánchez ha estado recibiendo «mucha presión» de la militancia que le aupó hace un año a la Secretaría General, para que dé el paso de «echar a la derecha del Gobierno», según recuerdan en las redes sociales.
En esa línea, Izquierda Socialista, que también respaldó a Sánchez en las primarias, llamó en la noche de este jueves a éste, en un comunicado, a «instar a Mariano Rajoy a que presente su dimisión como presidente del Gobierno y, en caso de no asumir su responsabilidad política, presentar una moción de censura».

Respaldo de varias federaciones

Según diversas fuentes, hasta última hora del jueves el líder socialista no se había puesto en contacto con los ‘barones’ territoriales, aunque los más afines le habrían llamado por su propia iniciativa para hablar del asunto.
Entre ellos, el asturiano Adrián Barbón, la navarra María Chivite y el cántabro Pablo Zuloaga, que después anunciaron en twitter su apoyo a la moción.
También el líder del PSC, Miquel Iceta, ha mostrado «toda la confianza y apoyo» de los socialistas catalanes al secretario general del PSOE y ha pedido «ofrecer una alternativa de progreso para España», mientras ha proclamado: «¡No fallaremos!»:


En otras federaciones señalaban que, si Sánchez va a proponer a su ejecutiva presentar la moción de censura, antes debería llamar a los presidentes autonómicos para explicarles su posición.
A ese respecto, fuentes cercanas al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aseguraban que éste no decidirá si apoya o no la moción «sin haber hablado antes con Sánchez y que explique qué propone», mientras que el entorno de Sánchez sostiene que «primero se tiene que manifestar la ejecutiva», porque el PSOE «es un partido federal, no una confederación de partidos».
Desde el PSOE andaluz se ve improbable la moción de censura, ya que están convencidos de que Cs no la respaldará.
Algunos veteranos del partido se muestran también contrarios, porque creen que «no se puede poner en riesgo la estabilidad del país en este momento».

Leer más…

La condena al PP en Gürtel, la puntilla a la semana 'horribilis'

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter