«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

‘Es necesaria la unión de los partidos constitucionalistas frente a los golpistas’

El alcalde socialista de Gimenells i el Pla de la Font (Lérida), Dante Pérez, fue el primero que se opuso a ceder locales municipales para el referéndum ilegal. Asegura en declaraciones a La Gaceta que «no es momento de siglas».

El alcalde socialista de Gimenells i el Pla de la Font (Lérida), Dante Pérez, fue de los primeros en rechazar la petición del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de cesión de los locales que habitualmente se utilizan como puntos de votación para la celebración del referéndum ilegal que el separatismo prevé celebrar el 1 de octubre.

En la carta, firmada también por el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, el Govern explicaba que la ley del referéndum -suspendida posteriormente por el Tribunal Constitucional- establecía que los ayuntamientos deben ceder los locales de su titularidad. «En nuestro caso, no le daremos ninguna validez», señaló el regidor.

Dante es muy crítico con el secesionismo y cree que el PSC, de la mano de Miquel Iceta, siempre ha sido muy claro. «Fuimos ingenuos, caímos en la trampa del nacionalismo y dimos bandazos, eso confundió a mucha gente y nos costó votos, pero ahora el discurso es claro. La renuncia a ceder locales nos ha llevado a los alcaldes socialistas a sufrir amenazas», dice en declaraciones a La Gaceta.

No tiene reparos en tildar de «golpe de Estado» lo sucedido en Cataluña, dónde se ha impuesto un «régimen autoritario» y «ya no se respeta los derechos y libertades de los diputados opositores del Parlament y de más de la mitad de los catalanes», y señala que estrategias como la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha pactado con Puigdemont que en la ciudad se pueda participar pero no en locales municipales son maniobras «electoralistas» y «oportunistas». «Para dividir a los ciudadanos de Cataluña y celebrar un referéndum suspendido conmigo que no cuenten», añade.

Respecto a la corresponsabilidad de la que hablan algunos izquierdistas -también en el PSOE- en la situación de bloqueo entre la Generalitat y el Gobierno de España, Dante es franco: «No, la tienen los separatistas que nos han llevado a una situación sin precedentes en la historia de nuestra democracia». Señala que ahora «el Gobierno, con matices, está haciendo lo que debe hacer y eso es cumplir la ley». Pese a esto, asegura, se ha empezado «la casa por el tejado» con la citación de los alcaldes que han dicho que pondrán urnas. «Primero hay que citar a los responsables, a Puigdemont y a los miembros de su gobierno».

Dante, que aseguró que a Pablo Iglesias le va a salir «caro» la retirada por parte de su diputada Àngels Martínez de las banderas de España colocadas por miembros del PP en sus escaños en el Parlament justo antes de votarse la ley del referéndum, defiende que no hay que tener miedo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y recuerda que en las filas de su partido ya se está discutiendo sobre el apoyo al Ejecutivo de Rajoy si finalmente decide suspender la autonomía de Cataluña. «No hay que renunciar a ningún mecanismo que se pueda aplicar para cumplir la ley», dice.

Antes de alertar sobre el «enorme coste» para la sociedad catalana que está teniendo el «procés» y sus «graves consecuencias», Dante asegura que no habrá referéndum. «Se intervendrán las urnas antes de que lleguen a los municipios y a los organizadores sólo les quedará poner cajas de zapatos, un acto ridículo».

Cree que la solución llegará por la política, con una reforma constitucional transversal, aunque no aclara en qué consistiría dicha reforma, y exige que tras el 1-O los responsables paguen este «desaguisado» que acabará, «sin duda», en otras elecciones autonómicas. En este sentido, aboga por un acuerdo de mínimos entre «PP, PSOE, Ciudadanos… y también Podemos» para hacer frente a los «golpistas». ¿Una coalición electoral similar a la de Junts pel Si con la que se pueda lograr una mayoría constitucionalista en el Parlament? «No lo sé, pero no es momento de siglas ni de cálculo electoral, los partidos constitucionalistas deben ir de la mano y preservar el interés general», sentencia.

Leer más…

Cuarenta años después, la Justicia hace presente al Estado en Cataluña

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter