'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
NO REÚNE LAS CONDICIONES SANITARIAS BÁSICAS

El sindicato Solidaridad denuncia la traición de la UE al permitir la carne de pollo procedente de Marruecos

Carne de pollo, en el supermercado. Twitter

El sindicato Solidaridad ha denunciado la traición de la Unión Europea a España al abrir las puertas a la carne de pollo de Marruecos con el cambio del reglamento del pasado 29 de junio que permite a terceros países introducir determinadas aves en cautividad y productos cárnicos de aves de corral.

«La competencia desleal de países como Marruecos, además de destrozar nuestro sector primario, pone en peligro la salud de los consumidores. Defender las fronteras es defender a los españoles», ha aseverado el sindicato.

Asimismo, el secretario general de Solidaridad, Rodrigo Alonso, ha señalado que «la carne de pollo de Marruecos trae consigo dos problemas: el primero es que va a tirar por los suelos aun más los precios del mercado, y el segundo, y no menos importante, es que dicha carne no reúne las condiciones sanitarias básicas«.

“No sabemos muy bien a que se debe esta nueva traición de la Comisión Europea a nuestros productores, aunque visto el historial podemos imaginar que tras esta medida se encuentre el hecho de que las industrias quieran asegurarse el suministro de pollo si los bajos precios terminan por hundir a nuestros granjeros”, ha añadido.

España, por su parte, es responsable del 11,8 por ciento de la producción total de carne de pollo (en torno al millón de toneladas), y es el segundo país productor de carne de pollo en Europa, por detrás de Reino Unido, y el primero de la Unión Europea.

Por ello, el sindicato Solidaridad «va a exigir a la UE y al Gobierno español menos importaciones de terceros países como Marruecos que no cumplen con las exigencias normativas y más ayuda a las granjas avícolas, de las que dependen miles de granjeros y sus familias». «España debe recuperar su soberanía alimentaria y exigir que se cumpla la ley de la cadena alimentaria», ha señalado.

Esta decisión de la Unión Europea, ha recordado Solidaridad, ha aumentado la indignación y el malestar de los productores y granjeros españoles, que siguen protestando para exigir que se cubran sus costes de producción.

+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter