'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Estados Unidos restringe a sus ciudadanos los viajes a Corea del Norte

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un

Desde el próximo 1 de septiembre los pasaportes estadounidenses serán inválidos en Pionyang, advierte un boletín oficial del Gobierno. A los viajeros se les ordena abandonar el país asiático para esa fecha.

El Departamento de Estado ha prohibido a todas las personas con pasaporte estadounidense el turismo y otras clases de viajes individuales y colectivos a Corea del Norte. La medida, que entrará en vigor dentro de 30 días, establece una alerta recién difundida, y ese día será también la fecha límite para que abandonen el país aquellos que se encuentren allí.

«El Departamento de Estado ha determinado que el serio riesgo de arresto y detención de larga duración para los originarios de Estados Unidos pone en un inminente peligro la integridad física de los estadounidenses que viajan a o por la República Popular Democrática de Corea», reza el boletín oficial del Gobierno ‘Federal Register’. La publicación estipula también que la medida estará vigente durante un año o hasta que el secretario de Estado la cancele.

El aviso mantiene la posibilidad de ir a Pionyang bajo algunas «circunstancias muy limitadas», cuya lista no se especifica. Para ello, será imprescindible solicitar un permiso especial en el Departamento, pero los diplomáticos tampoco ofrecen detalles sobre los requisitos que pedirá para concederlo.

Según Traveller24, la exención está prevista para los periodistas, los empleados de la Cruz Roja y otros trabajadores humanitarios, aunque no se les concede automáticamente, sino debe ser solicitada. En ausencia de tal permiso, «todos los pasaportes de Estados Unidos son declarados inválidos para viajar a, dentro o a través» del territorio norcoreano.

Corea del Norte se encuentra entre los tres países afectados por la nueva tanda de sanciones, aprobada la semana pasada por el Congreso de EE.UU. y promulgada este miércoles por Donald Trump. Los otros dos, Rusia e Irán, ya han reaccionado ante el cambio.

En el caso de Pionyang, las autoridades estadounidenses alegan que han acudido a las restricciones en respuesta al desarrollo de las armas nucleares y los misiles balísticos intercontinentales. El senador republicano Lindsey Graham aseguró que el presidente Trump está sopesando una guerra contra Corea del Norte, en caso de que continúe con sus pruebas.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter