«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ferraz obliga a las federaciones críticas a asumir la España plurinacional

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha dejado claro, en alusión a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que todas las resoluciones aprobadas en el Congreso federal de junio son de «obligado cumplimiento» para todo el partido, incluida la referente a la plurinacionalidad del Estado.

De esta manera, Lastra se ha referido al mensaje de este domingo de la líder andaluza cuando en la clausura de su congreso pidió a Pedro Sánchez, el cual seguía allí su discurso, que no le hiciera elegir entre dos lealtades, en referencia al partido y a Andalucía.

Además de recordar esta obligación que tienen todos los socialistas con las resoluciones aprobadas, la dirigente del PSOE ha recalcado que la dirección se pone «a disposición» del socialismo andaluz para «fortalecerlo», que pueda ganar las próximas elecciones autonómicas y «apuntalar» la victoria de Sánchez en las generales.

Unas afirmaciones que ha hecho durante una rueda de prensa en la sede de Ferraz, donde se ha celebrado la última reunión de la ejecutiva antes del verano y en la que ha insistido en que no hay «discrepancias» en la manera de entender el modelo de país.

«Nunca se ha dado el caso de que nadie incumpla las resoluciones congresuales y no se va a dar», ha pronosticado Lastra ante la polémica suscitada por las palabras de Díaz.

En todo caso, ha recordado que en el PSOE no se ha producido jamás la «dicotomía» de tener que elegir «entre dos lealtades» y ha dado por cerrado el debate interno sobre la plurinacionalidad, porque es algo que ya aprobó el órgano «más sagrado» que tiene el PSOE.

División por la plurinacionalidad

El PSOE ha completado este fin de semana la renovación de seis federaciones, entre ellas la de Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura, en medio de la discusión de la plurinacionalidad de España. Mientras tres viejos adversarios de Sánchez han logrado apuntalar sus puestos, en otras tres los leales al líder se han consolidado.

En Andalucía, donde Susana Díaz ha sido proclamada secretaria general la no haber oponentes, se ha criticado el modelo de ‘nación de naciones’ que pretende implantar el secretario general.

En esa noción plurinacional del país ha insistido otro de los barones que ha salido reelegido de su congreso. Ximo Puig, antaño enfrentado al secretario general, seguirá siendo el líder del PSPV-PSOE.

Durante su discurso de clausura en Elche, el actual presidente de la Generalitat valenciana ha proclamado: «España es una nación de naciones, de nacionalidades, y no pasa nada».

En clave identitaria, ha añadido: «Nosotros somos una nacionalidad histórica, lo pone en nuestro Estatuto; es buena una España compartida».

Otra de las grandes defensoras de la visión plurinacional es la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y lo ha demostrado en Santander, a donde ha acudido para cerrar el congreso del partido en Cantabria.

La exministra de Rodríguez Zapatero ha reconocido que le gustaría entender por qué «algún compañero o alguna compañera» se sienten «incómodos» por defender el término y la perspectiva de la plurinacionalidad.

«Una nación de naciones, que yo sepa, significa plurinacionalidad; ¿qué parte no hemos entendido?», se ha preguntado Narbona tras recordar que en 2010 ni más ni menos que Felipe González y Carme Chacón ya manifestaron que ésa era precisamente «la fuerza de España».

Y en Extremadura tanto el reelegido líder de los socialistas en la comunidad, Guillermo Fernández Vara, como el responsable de Política Federal de la organización, Patxi López, han abanderado el «diálogo» como respuesta al desafío secesionista y «antidemocrático» de Cataluña. Eso sí, ninguno de los dos ha hecho una defensa clara del modelo sanchista.

Los adversarios de Sánchez vencen en sus regiones

Al final, ha prevalecido la continuidad en las renovaciones, pues en cuatro de esas seis seguirán al frente los mismos que estaban antes.

Ni a Susana Díaz, ni a Fernández Vara, ni a Ximo Puig les ha pesado el desenlace de las pasadas primarias. Los dos últimos escogieron sin ambages la opción de la presidenta andaluza para dirigir el PSOE.

María Chivite también continuará al frente de los socialistas navarros.

Así las cosas, sólo se ha producido el relevo en las ejecutivas de Cantabria y de La Rioja. La primera la liderará Pablo Zuloaga, afín al sector de Sánchez, y la segunda, Francisco Ocón.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

 

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter