«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Guardias civiles piden apoyo psicológico para los familiares de los agentes

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) pedirá al Ministerio del Interior que, de forma inmediata, ponga en marcha un servicio de apoyo psicológico para los familiares de los agentes desplegados en Cataluña que están sufriendo acoso y hostigamiento.

Según han informado fuentes de esta asociación, la solicitud se cursará a través del cauce de interlocución centralizado que Interior anunció el miércoles en su reunión con las asociaciones Guardia Civil y los sindicatos policiales.
Para la AUGC, es necesario que Interior ofrezca apoyo psicológico profesional a los familiares de los agentes, que «son también víctimas, y mucho más vulnerables, de la deriva secesionista que vive parte de la sociedad catalana».
La AUGC considera que este servicio debe ser «inmediato» y prolongarse durante el tiempo que sea preciso, y recuerda que a lo largo de los últimos días se han conocido numerosos casos de familiares de guardias destinados en Cataluña que sufren el acoso y las amenazas de independentistas.
Un hostigamiento que se produce en su entorno más cotidiano, como colegios, puestos de trabajo o establecimientos comerciales, subraya.
Si la situación ya resulta difícil de gestionar por parte de los agentes, «es fácil imaginar la repercusión que tiene sobre menores de edad, algunos de apenas 5 ó 6 años, que son señalados entre sus compañeros por ser hijos de guardias civiles o que tienen que escuchar insultos referidos a sus padres. Otro tanto supone para las parejas de los agentes», lamenta la AUGC.
Además, asegura que los agentes que viven en las casas cuartel deben sufrir los escraches de los separatistas, que rodean sus viviendas y les profieren insultos y amenazas «difícilmente soportables para una familia de trabajadores con sus hijos».
Y lo peor, resalta la AUGC, es que esta situación está obligando a no pocos agentes destinados en Cataluña a plantearse la posibilidad de solicitar un traslado, a pesar de que llevan viviendo muchos años en esa comunidad, están plenamente integrados en su sociedad e, incluso, algunos son originarios de allí.
Plantearse esa posibilidad, que supondría un desarraigo para ellos y sus familias, les está suponiendo «un estrés añadido a su trabajo diario», recalca la asociación.
«Es fácil imaginar lo difícil que resulta salir cada día a cumplir la tarea encomendada temiendo que tus hijos o tu pareja se puedan ver señalados en su entorno diario, insultados por la calle o relegados en su trabajo por ser simplemente parientes de un guardia civil», apostilla.
Por ello, la AUGC pide a Interior ese apoyo psicológico, sobre todo para la protección de los menores pero también para que los propios guardias civiles «se sientan amparados por la institución a la que sirven y puedan salir a trabajar cada día con mayor confianza y seguridad en la defensa de la legalidad y la protección de los ciudadanos».
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer más…

El jefe policial de los golpistas, en libertad sin medidas cautelares
Miles de policías y guardias civiles marchan por la equiparación salarial con los Mossos

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter