Guardias civiles piden la intervención del Ejército en el Campo de Gibraltar

|

Independientes de la Guardia Civil considera necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas en el combate contra el tráfico de drogas en el Estrecho de Gibraltar.

Que el Estrecho de Gibraltar y todas las poblaciones de su entorno, junto con su
mar territorial, se haya convertido en la zona geográfica más insegura de Europa para la entrada de cocaína y hachís tiene su consecuencia en un problema grave de
inseguridad para los ciudadanos y para las Fuerzas de Seguridad que tratan de
impedirlo.
A la falta de personal como consecuencia de las jubilaciones y el envejecimiento
de los guardias civiles, en los últimos años se suma -además de la escasez de grupos especializados en la investigación- la impunidad y la falta de eficacia que los delincuentes organizados detectan en las Fuerzas de Seguridad. Esto, unido al grave problema del desempleo, abona el terreno a este tipo de delincuencia con graves
consecuencias, no solo para la seguridad e integridad física de las personas, sino
también para la seguridad nacional y el orden público.
Es por eso que, ante la cercanía de la base naval de Rota, Independientes de la
Guardia Civil (IGC) considera oportuno que el Consejo de Ministros, incluso con el
apoyo del Parlamento español, debería encomendar a las Fuerzas Armadas funciones complementarias y de apoyo a la Guardia Civil para detener a los
traficantes antes de su desembarco, cuando trasladan la droga en las lanchas de alta
velocidad y capacidad para lograr zafarse de la intervención policial.
El apoyo se justificaría en la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, que requiere la intervención de las Fuerzas Armadas, junto con las instituciones del Estado y
administraciones úblicas, para preservar la seguridad y bienestar de los ciudadanos
en los supuestos de grave riesgo u otras necesidades públicas, conforme a la
legislación.
Y más concretamente le ley les encomienda la vigilancia de los espacios marítimos, como contribución a la acción del Estado en el mar, así como proteger la vida de su población e intereses. Igual que la Guardia Civil puede realizar misiones militares encomendadas por el Gobierno, junto con las Fuerzas Armadas, deben estas prestar apoyo a la Guardia Civil para cumplir sus funciones de seguridad ciudadana, protección del orden público y vigilancia y persecución de los delincuentes en el mar territorial para la protección de nuestras fronteras.
Esta petición será trasladada por IGC a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a Mariano Rajoy y al resto de grupos parlamentarios.

Leer más…

Algeciras, al límite: 30 bandas de narcos con 3.000 personas a sueldo