«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
DEFIENDE SU CANDIDATURA A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES EUROPEAS

Irene Montero acusa a Sumar de pertenecer a una «izquierda que hace políticas de derechas»

Presentación de la candidatura de Podemos a las europeas. Europa Press.
Presentación de la candidatura de Podemos a las europeas. Europa Press.

La aspirante a liderar la candidata de Podemos a las elecciones europeas y ex ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reivindicado que su candidatura representa al inconformismo en la esfera progresista, frente a las «izquierdas que hacen políticas de derechas».

«No nos vamos a conformar ni con el odio y con los recortes de derechos, ni con la puerta abierta a los buitres y a los especuladores, ni tampoco con el no se puede del socialismo y de los verdes», ha trasladado durante la presentación en Madrid de su lista a las primarias lanzadas por el partido para elegir a sus representantes a los comicios comunitarios.

La candidatura de Montero, la única que concurre en este proceso interno con una lista completa, incluye a diversos dirigentes estatales de Podemos como los coportavoces Isa Serra, Pablo Fernández y María Teresa Pérez. Durante el evento ha estado arrapada por la líder del partido, Ione Belarra.

En su intervención, la exministra ha aludido para explicar lo que significa su candidatura a unas palabras de la exprimer ministra britática Margaret Teacher, la «dama de hierro» y una de las mayores exponentes del neoliberalismo con privatizaciones y recortes, que su mejor creación política fue el también exministro Tony Blair, que fundó la ‘tercera vía’ dentro del laborismo que básicamente significaba «defender desde la izquierda las políticas de derechas».

A su juicio, esa máxima de Thatcher sigue siendo una «verdad como un puño» y que a día de hoy sigue teniendo plena vigencia porque, a su juicio y en alusión también al contexto nacional, que si al «final la izquierda hace políticas de derechas», los conservadores «acabarán mandando aunque no gobiernen».

También ha defendido que la candidatura de Podemos representa a «los que no se callan» frente al silencio de otros, que es cómplice con las injusticias, y también se diferencian ante aquellos que en la izquierda esperan a que se produzca un consenso social sobre medidas a emprender para «sumarse al carro».

Tras romper con Sumar a nivel estatal, Podemos concurrirá en solitario a las elecciones europeas y se medirá electoralmente frente al proyecto político que abandera la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que aún no ha escogido candidato para esos comicios.

En un contexto complicado para la formación morada, ahora con sus cinco diputados en el Grupo Mixto en el Congreso y tras varios varapalos electorales a nivel autonómico, la formación morada ha apostado por la candidatura de Montero como su principal valor para rearmarse, precisamente en unos comicios simbólicos dado que las europeas de 2014 fueron el primer éxito en su irrupción dentro del panorama político.

Montero ha loado a los integrantes de su lista como Serra, Fernández, el sindicalista Diego Cañamero o la activista trans Mar Cambrollé. De su número dos y coportavoz, la exministra ha asegurado que ha sido una víctima del ‘lawfare’ y que está orgullosa que forme parte de su equipo.

Por otro lado, la coportavoz de Podemos María Teresa Pérez ha lanzado que Podemos es el proyecto que se atreve a «poner pie en pared a los recortes de derechos», en referencia a la bajada de cotización de las pensiones de los desempleados mayores de 52 años que han denunciado dentro de la reforma del subsidio de desempleo y que tumbaron al votar en contra, ni hacen «intercambio de cromos con los derechos.

Tras incidir en que luchan contra las «patrañas del neoliberalismo», la también secretaria de Acción Institucional del partido ha proclamado que Podemos es la izquierda que «no le lame las botas al PSOE y está aquí».

Durante su presentación, Montero ha desgranado que Podemos tiene como bandera la «defensa de la paz» y que el presidente del Gobierno «no tiene ningún derecho a meter a España de facto en una guerra contra el país más pobre de todo el mundo árabe (en alusión a Yemen)», en referencia a la posibilidad de que España envíe militares a la misión en el Mar Rojo que lidera Estados Unidos (EEUU).

Bajo su criterio, EEUU juega un papel «vergonzoso de complicidad» con el primer ministo israelí Netanyahu y «su estrategia de genocidio planificado contra el pueblo de Palestina». «Nosotras no queremos ser los guardaespaldas ni de EEUU ni de Israel» ha zanjado.

La líder de Podemos, Ione Belarra, ha insistido en que Podemos pedirá en el Congreso una votación sobre la posibilidad de que España pueda participar en esta misión, puesto que Sánchez no tiene ningún derecho a involucrar al país en una guerra con Yemen, mientras se le «llena la boca» con su propuesta de un Estado palestino que ahora no es una solución viable mientras Israel ocupe territorios en Gaza y Cisjordania.

Belarra, al igual que Montero, ha sentenciado que ahora es el momento de que la izquierda diga claramente en Europa que rechaza la vuelta a las reglas de austeridad y que en los comicios comunitarios el país se juega tener una «izquierda verdaderamente transformadora», que no asume los «límites del PSOE», en referencia velada a Sumar.

+ en
.
Fondo newsletter