'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La investidura de Sánchez chocaría con su incapacidad decretada por Llarena

El separatismo habría cerrado un acuerdo por el que exlíder de la ANC, en prisión desde hace varios meses, sería el candidato a la investidura en sustitución de Puigdemont.


Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP han intensificado sus contactos, a fin de lograr un acuerdo esta semana, a poder ser antes del pleno del Parlament previsto para el jueves, aunque persisten varios escollos que de momento bloquean la investidura del president y el arranque de la legislatura.
En los diversos escenarios de negociación sobre quién podría ser propuesto presidente de la Generalitat en los últimos días se ha abierto con fuerza el nombre del número dos de la candidatura de JxCat, Jordi Sánchez, que permanece ingresado en prisión.
En este sentido, el diario El País informa en su edición web de que las fuerzas independentistas presentarán previsiblemente un acuerdo el próximo miércoles que incluiría a Sánchez como candidato a president.

Incapacitado por el juez

Sànchez, cuyo abogado ha anunciado que pedirá su libertad o un permiso si es candidato a president de la Generalitat, está incapacitado legalmente por el juez del Supremo Pablo Llarena para acudir al Parlament, lo que podría suponer un obstáculo para su elección.
El citado juez, que investiga el «procés» hacia la Declaración Unilateral de Independencia, determinó en un reciente auto «la incapacidad legal prolongada» de Sànchez, entre otros dirigentes soberanistas, «para cumplir el deber de asistir a los debates y las votaciones del Pleno del Parlamento de Cataluña».
Tanto Llarena como el propio Supremo -a través de la Sala que estudia los recursos contra las decisiones de este magistrado- han reconocido el derecho a la participación política de Jordi Sànchez, pero han señalado la necesidad de encontrar fórmulas para respetarlo sin dañar los objetivos de la investigación penal.
Desde ese equilibro, Llarena señaló que tal derecho debe ser ejercido por delegación del voto mientras siga en prisión preventiva, de modo que le prohibió acudir al Parlament, además de denegarle su libertad provisional.

‘Seguirá liándola’, dice Rivera

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cree que si el Parlament finalmente inviste como presidente de la Generalitat a Jordi Sánchez, en prisión preventiva, es apostar por seguir «liándola» en Cataluña y «cronificar» la situación, lo que demuestra que no hay «ninguna voluntad» de volver a la democracia.
El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha calificado de «disparate cósmico» la candidatura del exlíder de la ANC.
Hernando ha considerado una «burla» a los ciudadanos presentar a un candidato a una persona que se encuentra encarcelada por «graves delitos», por lo que ha pedido al Parlament y a los partidos secesionistas que «dejen de hacer el ridículo» y de burlarse de los ciudadanos.
En este sentido, ha dicho que, si tienen un candidato «viable» y que no vaya a ser «inhabilitado a ciencia cierta en poco tiempo o incluso encarcelado», lo presenten y, si lo que quieren es que se celebren unas nuevas elecciones, que habiliten el sistema necesario para convocarlas.

El PSC lo ve un error

La portavoz del grupo PSC-Units, Eva Granados, ha calificado de «premio de consolación pequeño y pobre» a Carles Puigdemont la propuesta de resolución de Junts per Catalunya y ha advertido de que sería un «error político» elegir como candidato a Jordi Sànchez, ahora en prisión.
En rueda de prensa en el Parlament, Granados ha lamentado que no se trata del pleno que desearían los socialistas, porque «el único pleno que se debería hacer y desbloquearía la situación sería uno de investidura, pero lo que tenemos es un pleno de debate de propuestas de resolución sobre la situación política actual».
Ha avanzado además que el PSC-Units dará apoyo a todas las propuestas de resolución excepto a la de JxCat, a la que ha restado importancia real: «Más allá de ser una exposición del diagnóstico de la situación, que no compartimos, entendemos que le han dado un premio de consolación bien pequeño y pobre a Puigdemont», ha ironizado.

Los comunes lo ven ‘legítimo’

La portavoz parlamentaria de Catalunya En Comú-Podem, Elisenda Alamany, ha afirmado que sería legítimo que Sànchez se sometiese a un debate de investidura porque «existen precedentes en el País Vasco».
Alamany se ha referido en rueda de prensa al caso del exparlamentario de Herri Batasuna Juan Carlos Yoldi, que se encontraba en prisión preventiva por pertenencia a ETA y que salió de la cárcel con un permiso especial para someterse a un debate de investidura en el Parlamento vasco en 1987, para después regresar a prisión y renunciar a su acta de diputado tras fracasar la votación.
La portavoz parlamentaria de los comunes ha considerado que, en términos de jurisprudencia, impedir la asistencia de Sànchez a un pleno para someterse a un eventual debate de investidura sería «romper con los precedentes».
 
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter